Así funciona el robot que se convierte en carro