Así va la inteligencia artificial y el aprendizaje automático de Google

El asistente en español de la compañía, su buscador de internet, la aplicación de fotos, la de mapas, el traductor, las videollamadas y la mensajería inteligente son algunos de productos que ya incorporaron técnicas de aprendizaje automático.

Archivo El Espectador

“La inteligencia artificial será la próxima gran revolución industrial. El machine learning o el aprendizaje automático transformarán el mundo tal como lo hizo el motor a finales del siglo XIX”, aseguró Edgar Helou, director de Google Cloud Colombia, en medio de una conferencia sobre el presente y el futuro de estas tecnologías y su efecto en la vida cotidiana de las personas. (Lea también: ¿Los robots se apoderarán de las noticias?)

Las palabras de Helou confirman por qué la ciencia que permite que los computadores aprendan por sí mismos, como si fueran seres humanos, se ha convertido en la prioridad de Google a nivel mundial, desplazando otras tecnologías que antes ocupaban el tiempo y la creatividad de sus desarrolladores.      

De acuerdo con las expectativas y los cálculos de la empresa, el posible desarrollo tecnológico del mundo para los próximos 10 años a penas está en el 1%. El 99% restante será fruto de la innovación y las posibilidades que ofrecen la Inteligencia artificial y el aprendizaje automático. (También le puede interesar: Inteligencia artificial para bien de la humanidad)

“Estamos viviendo un momento histórico. Los datos que se generan a diario no tienen precedentes y solo las máquinas que emulen el funcionamiento del cerebro humano nos pueden ayudar a aprovecharlos al máximo”, sostuvo Hanoi Morillo, jefe de rendimiento y transformación digital de Google.

Según Lori Lewis y Chadd Callahan, infógrafos de Cumulus Media, solo en un minuto de internet se envían 156 millones de Emails, 900.000 personas se conectan a Facebook, 3.5 millones de usuarios realizan búsquedas en Google, se envían 452.000 tuits, se suben 46.200 fotos a Instagram, se visualizan 70.017 horas de contenido en Netflix y se reproducen 4,1 millones de videos en Youtube.

El objetivo de Google es desarrollar herramientas capaces de ordenar y procesar esta información, casi siempre desperdiciada, para construir mecanismos que hagan más fácil la vida cotidiana de los usuarios y para ofrecer nuevos productos y recomendaciones.

“Muchas personas pueden no saber de qué se trata la inteligencia artificial, pero como usuarios de Internet reciben diariamente los beneficios, por ejemplo, del Aprendizaje Automático a través de los videos recomendados de YouTube, la ruta que Google Maps traza para llegar más rápido a sus destinos o la capacidad de Google Translate para brindar traducciones cercanas al nivel humano en más de cien idiomas”, afirmaron los directivos de la compañía en Colombia.

Desde hace años, Google ha venido trabajando en sistemas de aprendizaje profundo y neuronal como Google brain, la máquina que intenta escribir poesía, o AlphaGo Zero, un nuevo algoritmo que ha derrotado por 100 partidas a cero a su predecesor, AlphaGo, quien logró el reconocimiento cuando le ganó al surcoreano Lee Sedol, campeón del mundo de Go en 18 ocasiones.

Parte de esos avances en inteligencia artificial ya se están utilizando en aplicaciones como el Asistente en español de Google. "El Aprendizaje Automático hace posible que de forma natural los usuarios puedan mantener una conversación fluida con Google. En ella, encontrarán la información que buscan de manera más rápida e intuitiva y podrán resolver tareas cotidianas como responder correos electrónicos, agendar citas o encontrar un restaurante cercano", asegura Helou. Una de las virtudes de este asistente, además, es que va mejorando a medida que la conversación con el usuario es constante.

El buscador de Google tiene la habilidad de aprender de los hábitos y costumbres de los usuarios, de manera que permite a los productos acercar información relevante en el momento preciso. "Cuando los usuarios realizan búsquedas, esperan una respuesta inmediata y efectiva, no trillones de páginas web para desplazarse. Hoy en día los algoritmos de Google se basan en más de 200 señales únicas o "claves" que hacen posible mostrar lo que se está buscando y un resumen de las respuestas más relevantes de la web", afirman directivos de la Compañía.

Por otra parte, la integración de Aprendizaje Automático en Google Maps da a los usuarios la posibilidad de acceder a la información del tráfico y la hora de llegada estimados. Además, permite ver en dónde han dejado estacionado el automóvil. Google Fotos, por su parte, utiliza la inteligencia artificial para que los usuarios puedan buscar buscar imágenes con solo una palabra sin antes haber sido etiquetadas. 

 

últimas noticias