Banca electrónica, un aliado para optimizar el tiempo

América Latina se ubica en el tercer lugar del mundo en cuanto al uso de servicios bancarios a través de internet, con un 25 por ciento del total.

La banca electrónica es uno de los grandes interrogantes que se han presentado en estos últimos años, considerando que ésta ha sido una herramienta decisiva para la nueva forma de realizar transacciones en línea tanto a nivel nacional como internacional. Para muchos significa, velocidad, soluciones a sus problemas de tiempo, esfuerzo y sobretodo, conveniencia.

Algunas de las ventajas que incluye este canal es la de dejar a un lado las interminables filas en las instituciones bancarias, el buen o mal servicio que pueda ofrecer el personal de dicha institución, la comodidad realizar las operaciones de manera fácil, confiable y segura, pero sobretodo, la posibilidad de consultar información en cualquier momento y lugar. Es por eso que Gemalto, líder en seguridad digital se ha preocupado por atender las principales demandas de las instituciones bancarias y sus usuarios.

Para los clientes, algunos de ellos con preferencias al cambio tecnológico y que cuentan con el fácil acceso a internet y servicios móviles inteligentes esperan que su banco siga enriqueciendo sus ofertas y sobre todo, ofrezcan una disponibilidad de servicio las 24 horas del día y los 7 días de la semana sin importar si está en la casa, oficina o en el extranjero. Lo importante es sentir que su banco está cerca de él, en su bolsillo a través de un dispositivo móvil o tableta electrónica.

Según la firma ComScore, compañía de investigación de marketing en internet, en abril de 2012 más de 420 millones de personas en el mundo accedieron a servicios bancarios a través de la red, cifra que representa el 29 por ciento del total de utilización de ese medio. Este estudio afirma que América Latina se ubica en el tercer lugar del mundo en cuanto al uso de servicios bancarios a través de internet, con un 25 por ciento del total.

Este tráfico ha incrementado el uso de la red para fines financieros, convirtiendo internet y la banca móvil en medios transaccionales con un desarrollo importante durante los últimos cuatro años. Durante este tiempo las transacciones por internet aumentaron un 80 por ciento y a través de banca móvil, un 311 por ciento, según Asobancaria.

Pero también existe un 40% de usuarios colombianos que aún no utiliza los servicios en línea por considerarlo un proceso inseguro, o simplemente no están dispuestos a pagar por tener acceso a este servicio, pues también se corren riesgos al no seguir las medidas necesarias a la hora de usar la banca electrónica, por ejemplo, ser atacado por un malware, con un virus, con fines fraudulentos o ser víctima de phising a través de correos electrónicos engañosos.

Por lo tanto, es importante considerar algunas recomendaciones para el uso efectivo de la banca en línea; no compartir claves personales, no contestar correos que piden actualizar datos personales, no dejar claves en lugares accesibles y no acceder en computadores de dominio público. Siendo esto responsabilidad y compromiso del consumidor.

Renovarse y estar a la vanguardia es lo que significa el uso de la Banca Electrónica, alrededor de un 60% de los usuarios bancarizados en Colombia cuentan con algún servicio financiero en línea haciendo uso de él por lo menos una vez por semana ahorrando tiempo y esfuerzo.

Respecto a la seguridad en estos servicios, en algunos países de Latinoamérica se han tomado medidas más estrictas, incluso se han establecido ciertas leyes, en el caso de nuestro país la Superintendencia Financiera (SFC), ha establecido la importancia de tener en cuenta los mecanismos de autenticación para operaciones financieras móviles, implementando mecanismos de cifrado en clave, número de cuenta y número de tarjeta, información que nunca deberá ser conocida por los proveedores de redes y servicios. La SFC también podrá suspender el uso de un canal cuando se advierta que existen fallas riesgosas a la seguridad de la información y señala que para el manejo y operación a través de Internet en tu dispositivo móvil, se deben cumplir con los requerimientos establecidos.

Algunos usuarios se han adaptado tan pronto a estas nuevas tecnologías que todo lo que necesitan es su teléfono móvil. Y para ello, Gemalto genera seguridad e interacción digital fácil y sistemas de autenticación robusta para encontrar el equilibrio adecuado, ya sea que se encuentre pagando en cualquier tienda de autoservicio o transfiriendo dinero a otra persona.

Gemalto implementa nuevas herramientas tecnológicas para facilitar el uso de los Canales Electrónicos e incrementar la seguridad, ahorrar tiempo, generar oferta de productos y personalizarlos a la comodidad del cliente. Pero hay que recordar que la seguridad es una responsabilidad compartida entre usuario, tecnología e instituciones financieras, en la medida en que esta corresponsabilidad sea entendida se podrá contribuir a un incremento de igual manera del uso de la banca móvil en los próximos años.

La tecnología y los avanzados conocimientos del hombre nos brindan este importante instrumento para hacer un uso responsable, consciente y ante todo con la confiabilidad de que la Banca Móvil es totalmente segura y eficaz.

Temas relacionados

 

últimas noticias