Bill Gates se mete en la investigación de energías renovables

El fundador de Microsoft creó un fondo de inversión con algunas de las personas más ricas del planeta para desarrollar nuevas tecnologías en la generación de energía.

Bill Gates, fundador de Microsoft.Bloomberg

En noviembre del año pasado, Bill Gates fundó una suerte de coalición para acelerar el desarrollo de energías limpias. Sus socios incluyen a los fundadores de Amazon, Virgin y SAP, Jeff BezosRichard Branson y Hasso Plattner, por mencionar sólo algunos nombres.

Esta semana Gates anunció la conformación de un fondo de inversión para poner en marcha toda la iniciativa. Aunque aún no se conoce el total del capital que tendrá la iniciativa, Gates aseguró que invertirá US$1.000 millones de su propio dinero. La riqueza combinada de los directores del fondo se estima en US$170.000 millones.

La idea del fondo es ayudar a empresas con tecnologías prometedoras a que sean viables en el mercado. Gates ha dicho que buena parte de la investigación es financiada por gobiernos a través de universidades o laboratorios nacionales, pero las soluciones privadas, que suelen enfocarse en desarrollos más inmediatos, terminan por hundirse por falta de financiación.

El fondo de Gates y compañía quiere enfocarse no sólo en la generación como tal, sino en áreas como electricidad, transporte, agricultura, manufactura y construcción. Una de las tecnologías que quizá financie primero tiene que ver con el almacenamiento de energía de fuentes como solar o eólica, lo que puede incrementar enormemente su utilización debido a que reduce los tiempos muertos de producción que hoy tienen.

No es una apuesta fácil ni segura. Un estudio del año pasado afirma que, sólo entre 2006 y 2011, el capital de inversión que fue para investigación y desarrollo de nuevas fuentes de energía fue de US$25.000 millones. Al menos la mitad de esos fondos se perdieron.

“La gente piensa que puede invertir US$50 millones, esperar dos años y ver cómo sube la inversión. En el sector energético eso no es cierto”, dijo Gates. Lo que sí parece cierto es su interés en invertir en tratar de revertir el cambio climático mediante la utilización de energía renovable.

Gates mismo reconoce que para limitar el calentamiento global a dos grados, los países ricos deben tener cero emisiones para 2050. Y nada de esto es posible sin solucionar la ecuación energética, un sector  en el que, por cierto, la demanda crecerá dos tercios para 2040. El mercado actual de energía está valorado en US$6.000 billones.

“Para mediados del siglo, el mundo usará el doble de energía que consume actualmente, la mayoría de ésta en lugares en donde no ha habido electricidad antes. Y para lograr esto necesitamos herramientas diferentes de las que hemos utilizado en el pasado”, se lee en el sitio web de la coalición.

La apertura del fondo de inversión de Gates y compañía llega una semana después de que Google anunciara que el próximo año alimentará sus operaciones con energías renovables.

El sector de tecnología es uno de los grandes consumidores de energía en el mundo, aunque también es uno de los motores detrás de la expansión de fuentes renovables, principalmente solar y éolica, que hoy alimentan buena parte de los centros de datos de compañías como Google, Amazon, Facebook y Microsoft. 

Temas relacionados