Cadena de cinemas norteamericana prohíbe el uso de Google Glass a sus salas

Con esta medida se busca evitar una nueva estrategia de piratería.

AFP

La privacidad es uno de los temas que más ha aquejado al afamado dispositivo Glass de Google, las gafas conecadas a internet que poseen cámara integrada. Ahora la franquicia de cinemas estadounidense, Alamo Drafthouse, se une al considerable número de establecimientos que prohíben el uso del aparato en sus instalaciones.

La cadenas de cines con presencia en cinco estados norteamericanos anunció recientemente la instauración de una nueva política que prohíbe el uso de Google Glass dentro de sus salas, con el objetivo de evitar la grabación ilegal de las películas que presenta, puesto que, posteriormente, el material podría terminar siendo distribuido de manera ilegal.

Tim League, CEO de Alamo Drafthouse, afirmó que la piratería no es el único motivo por el que se da la prohibición del dispositivo dentro del establecimiento. La otra razón por la que se produce la medida resulta ser la preocupación por la distracción “negativa” que Google Glass podría significar, no solo para el propiertario, sino también para quienes están a su alrededor.

Aún así, no se le prohibiría la entrada a una persona que tenga puestas unas gafas de Google, pero si se hace obligatorio que se las quite una vez que las luces de la sala sean apagadas y comience la filmanción. De lo contrario, los trabajadores de la compañía, que al parecer estarán pendientes, le solicitarán que se las retire, o que se vaya del cinema.

El anuncio se da a pesar de que la Asociación Cinematográfica de Estados Unidos (MPAA por sus siglas en inglés) publicara un comunicado a principios de año en el que asegura que Google Glass no representa una amenaza para el contenido que se presenta en los cinemas. No obstante en las mismas declaraciones se afirma que las cámaras integradas a celulares y otros dispositivos móviles si lo son, sin tener en cuenta que el más reciente aparato de Google es precisamente eso.

Cabe recordar que una de las críticas que ha recibido Google Glass tiene que ver con la baja calidad con la que graba lis videos, esto a pesar de que posee una cámara con 720p de resolución, cifra considerada como buena.

Otros negocios que prohíben el uso de Google Glass dentro de sus establecimientos incluyen cafeterías, restaurantes y bares, que buscan proteger la privacidad de sus clientes.

Temas relacionados