Cambios en la privacidad de WhatsApp generan alarma en la UE

Los cambios en WhatsApp constituyen los primeros pasos de Facebook hacia la monetización de la plataforma desde que el CEO de la red social, Mark Zuckerberg, pagó US$22.000 millones por la aplicación en 2014.

Bloomberg

A Facebook Inc. se le hará difícil eludir una intensificación de la vigilancia por parte de los entes europeos de protección de la información luego de cambios que permitirán que datos de su servicio gratuito de mensajería WhatsApp se usen con fines publicitarios y que posibilitarán a las empresas enviar mensajes a sus más de 1.000 millones de usuarios.

Los organismos reguladores de la Unión Europea reaccionaron el lunes a los cambios y destacaron que los usuarios europeos tienen que poder seguir controlando sus datos personales. También las autoridades de privacidad italiana y británica dijeron que analizarán los cambios que planean hacer WhatsApp y Facebook.

Los organismos reguladores de protección de la información nacionales y de la UE señalan que “los cambios de política de privacidad se observan con gran atención”, dijo el lunes en la declaración el Grupo de Trabajo del Artículo 29, conformado por los 28 responsables de privacidad de la UE. “Lo más importante es que cada persona mantenga el control de sus datos cuando éstos son combinados por los grandes actores de internet”.

Los cambios en WhatsApp constituyen los primeros pasos de Facebook hacia la monetización de la plataforma desde que el CEO de la red social, Mark Zuckerberg, pagó US$22.000 millones por la aplicación en 2014. La transacción generó en su momento preocupación en los organismos reguladores europeos respecto de la utilización de datos de los contactos de cada persona. El año pasado se cerró una investigación holandesa luego de que WhatsApp abordara todos los temas planteados.

‘Fácilmente accesible’

WhatsApp dijo el lunes en una declaración que “cumple con las leyes” y que ha hecho “fácilmente accesible su política de privacidad, ha proporcionado un panorama de las actualizaciones importantes y ha empoderado a la gente para que tome las decisiones que más le convengan, lo que incluye ofrecer a los usuarios existentes el control de cómo pueden utilizarse sus datos”.

WhatsApp dijo en un posteo de blog que anunciaba los cambios introducidos a partir del 25 de agosto que “los mensajes encriptados (de los usuarios) siguen siendo privados y nadie más puede leerlos. Ni WhatsApp, ni Facebook, ni nadie” y que “no se postearán ni se compartirán sus números de WhatsApp con otros, ni siquiera en Facebook y no venderemos, compartiremos ni daremos su número telefónico a avisadores”.

Lo que harán los cambios será conectar los números de teléfono de los usuarios con los sistemas de Facebook, permitiéndole “ofrecer mejores sugerencias de amigos y mostrar avisos más relevantes si se tiene una cuenta”, según el posteo.

El papel del Comisionado de Información británico es “asegurar que las compañías sean transparentes con el público en lo que respecta a la forma en que se comparten sus datos personales y proteger a los consumidores asegurándose de que se cumpla la ley”, dijo Elizabeth Denham, funcionaria reguladora designada el mes pasado, en una declaración del 26 de agosto.

 

últimas noticias