La carrera por la música móvil

Aprovechando el auge de los ‘smartphones’, cuya penetración ronda el 50% en el país, los operadores brindan acceso ilimitado a millones de canciones. Suman más de 400.000 usuarios.

Los tres operadores ofrecen acceso a más de 15 millones de canciones a través del celular. / 123rf

La era de los ipods, los reproductores de archivos MP3 y de las memorias USB abarrotadas con gigabites de canciones ha quedado en el olvido. De eso quieren asegurarse, especialmente, los operadores móviles, quienes buscan consolidar en el país un nuevo modelo de consumo de música: a través del teléfono móvil.

“Es el momento preciso para ofrecer este servicio en Colombia. Hace dos años, al ecosistema le faltaban dos cosas: la demanda de servicios de música por streaming y dispositivos para escucharla. Hoy, con la penetración de smartphones en el mercado, la gente puede hacerlo”, explica Mariano Domecq, director de Nuevos Servicios y Productos de Movistar.

Paradójicamente, fue en 2012 que el mercado conoció esta nueva apuesta. El pionero fue Tigo, que de la mano de Deezer, una aplicación de música por streaming (directo al celular a través del plan de datos), lo ofreció a los clientes que compraban el Blackberry Curve 9320. La oferta era sencilla: se inscribían en un plan mínimo de $15.900 al mes y tenían acceso a más de 18 millones de canciones. Sin restricciones.

Esa idea ha evolucionado a Tigo Music, uno de los productos estrella del operador, que hoy está en ocho mercados de América Latina y ofrece más de 30 millones de canciones a 25 millones de personas en la región (suma 400.000 usuarios en Colombia).

“Tenemos una apuesta muy seria, en especial en un país como el nuestro donde la música está presente en todo momento”, explica José Luis Galán, gerente de este negocio, que hoy se ha transformado en Tigo Music Studio, una alianza con Audiovisión Studios para fortalecer la presencia de los artistas nacionales en la plataforma: “Además de grabar sus canciones, vamos a hacer toures por todo el país con artistas tan importantes como Juanes o Carlos Vives”.

La respuesta ha sido tan satisfactoria que obligó a sus competidores a mirar mucho más de cerca el negocio. En especial cuando las cifras del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) indican que la participación en el segmento prepago, que no demanda datos, pasó de 79,31% en marzo de 2013 a 61,82% en el mismo mes de 2014.

Por ello Claro presentó Claromúsica, la evolución de su servicio Ideas Musik, que les ofrece a sus usuarios acceso a 25 millones de canciones y acceso ilimitado sin comerciales aun cuando no se esté conectado a internet. El acceso tiene un costo de $4.400 semanales y corre sobre las redes 4G de la compañía.

Movistar también encontró un gran potencial de crecimiento en el negocio, lo que la llevó a aliarse con Napster, el precursor de los servicios de música en internet, para ofrecer una estrategia multipantalla: con una suscripción mensual de $11.500 se tendrá acceso a 17 millones de canciones y se podrá reproducir el contenido en tres dispositivos móviles (teléfono, tableta y portátil).

“Es una herramienta intuitiva, muy fácil de usar y con toda la facilidad para encontrar canciones específicas. Además, tenemos acuerdos con las disqueras para profundizar los artistas locales”, comenta Domecq. Movistar espera sumar 100.000 usuarios al culminar el año y para ello, a partir de la próxima semana, ofrecerá una suscripción gratuita por tres meses para todos los usuarios que compren un smartphone y se suscriban a un plan de datos.

 

[email protected]