Con celdas solares, colombianos diseñan cargador portátil para dispositivos móviles

Reducción de costos, funcionalidad y reducción en el impacto ambiental son las características de este dispositivo.

  Buscando un balance entre funcionalidad, factor ambiental y costos, se diseñó un cargador portátil para cualquier dispositivo móvil.  Santiago Sánchez Agudelo, Manuel Felipe Quintero, Alejandro Taba Agudelo y Alejandro Ramírez Castaño son los estudiantes de Ingeniería Electrónica de la Universidad Nacional. Sede Manizales que crearon el proyecto.

La iniciativa de negocio utiliza energía fotovoltaica para generar electricidad y su precio es cercano a los 40.000 pesos.

La unidad inicialmente ha sido diseñada para celulares, pero su aplicación podría extenderse a todos los dispositivos móviles existentes. Su característica de portabilidad (USB-Portátil) permite que cualquier persona, sin importar donde se encuentre, tenga a la mano el servicio que sus dispositivos le brindan.

“Primero, analizamos el problema que presentan las nuevas tecnologías, ya que se descargan rápidamente y, en caso de estar en una zona rural o en la calle, es difícil encontrar una fuente de carga”, comentó Manuel Felipe Quintero.

El proyecto se enmarca dentro de la reciente Ley 1715 de 2014, que promueve en el país el aprovechamiento de las fuentes de energía no convencionales y fomenta la inversión, la investigación y el desarrollo de tecnologías limpias.

“Estamos buscando que el usuario sea el directo beneficiado, ya que realizaría una única inversión y no tendría que preocuparse por comprar energía para subsidiar este servicio”, expresó Santiago Sánchez.

El prototipo se compone de celdas solares que, por medio de un circuito electrónico, permiten crear los voltios y la corriente necesaria para el funcionamiento. En este caso, se utilizan paneles solares de 5V DC, cuya vida útil se aproxima a los 10 y 15 años.

Al no presentarse una corriente eléctrica directa, que puede entrar abruptamente en el equipo, dadas las variables en los tomacorrientes que en la mayoría de casos son desconocidas por el usuario, se logró que el grado de alteración de la batería no sobrepase el 0,05 %.

De igual manera, su diseño, similar al de una minitableta en relación con el tamaño, permite que la persona lo transporte con facilidad, ya que es liviano y sencillo.
Los estudiantes explicaron que a partir de proyectos como este es posible promover el uso de energías renovables, cuyo fin es promover un ambiente más saludable, similar a lo que ocurre con el uso de la bicicleta como medio de transporte alternativo.

“Nos gustaría tener gran acogida para que las empresas que distribuyen dispositivos móviles, como celulares o tabletas, implementen este cargador como un accesorio más en la venta de sus productos”, concluyeron los estudiantes de la U. Nacional.