Colombia asciende tres puestos en competencia tecnológica global

Según el estudio, el país ocupa el puesto 49, uno por debajo de Arabia Saudita y uno por encima de Tailandia. Colombia pasó del puesto 52 al 49 en el más reciente Índice de Competitividad de la industria de las tecnologías de la información (IT): ahora está por debajo de Arabia Saudita y arriba de Tailandia. Así lo concluyó el estudio de IT edición 2011, realizado por la Unidad de Inteligencia de The Economist para la organización mundial Business Software Alliance (BSA). El estudio señala que Colombia es una de las fuerzas laborales tecnológicas más numerosas de América Latina. Sin embargo, preocupa el nivel de destreza y la capacitación de los nuevos empleados del sector. En el país se incrementaron las solicitudes de patentes tecnológicas y el entorno comercial mejoró gracias a políticas adoptadas por el Gobierno con respecto a la empresa privada, inversiones extranjeras y comercio exterior, explica el informe. El estudio, que se emite cada dos años, evalúa el rendimiento de 66 países, incluido Colombia, en la industria de IT, para examinar cómo las compañías y gobiernos abordan las principales tendencias que afectan a esta industria. En esta edición Colombia ascendió tres posiciones en el índice global, con un puntaje de 33.7 sobre 100 frente a los 28.4 puntos de la anterior medición en 2009. Estados Unidos se mantiene en el primer puesto en el posicionamiento global, seguido por Finlandia, Singapur, Suecia, el Reino Unido. Para ser competitivo en el ámbito de las TIC, un país debe tener un entorno comercial próspero, infraestructura de IT de primera, capital humano dinámico, entorno de investigación sólido, marco legal firme y el apoyo público adecuado para el desarrollo industrial. Estas son las seis áreas que evalúa la principal organización del sector en el mundo. “Este año Colombia mejoró en el índice debido a su avance en investigación y desarrollo que tienen un peso especial dentro de la medición”, comentó Katalina Rojas, representante legal de Business Software Alliance (BSA) en Colombia. Este indicador tiene un mayor porcentaje dentro del índice porque va ligado a la generación de empleo”, agregó la directiva. Katalina Rojas, representante legal de Business Software Alliance en Colombia. Foto Daniel Gómez En efecto, las áreas que más influyen en la medición por su aporte en la generación de escenarios competitivos son las de Investigación y desarrollo (con un 25%) infraestructura de IT (20%) y capital humano (20%). En cuanto a infraestructura de TI sigue siendo uno de los puntos más débiles. La tasa de penetración de banda ancha, la adquisición de los PC y el gasto doméstico en este sector son bajos en comparación con otros países de la región y del mundo. Consultado al respecto, el ministro TIC, Diego Molano, le dijo al Espectador que “vamos muy bien porque en los primeros once meses de gobierno ya alcanzamos 4.1 millones de conexiones”. Igualmente para acelerar el crecimiento de la banda ancha en Colombia, estamos implementando medidas como la eliminación del IVA para Internet o los subsidios en este servicio para estratos 1 y 2, agregó el jefe de esa cartera. En el campo de capital humano preocupa el nivel de destrezas de los nuevos empleados y la calidad en su capacitación. Pese a que durante los últimos años la inscripción de estudiantes a Educación Superior aumentó, el número de estudiantes inscritos en programas científicos ha disminuido, según la Unesco. La representante legal de Business Software Alliance recomienda que el gobierno debe seguir promoviendo la libre competencia, asegurar la calidad de los empleados e incentivar programas científicos en la población académica porque a futuro este campo va a generar una fuerte demanda de empleos muy bien remunerados. Por: Camilo Pérez García