Colombia cae ocho puestos en el Índice Mundial de Innovación

El país ocupó la casilla 68 entre 143. Bruno Lanvin, coeditor del informe, dio sus percepciones y llamó la atención, entre otras cosas, sobre lo negativo de no tener más mujeres profesionales en ciencia y tecnología.

Desde este martes y hasta el próximo jueves, el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTic) estará llevando a cabo la semana de Colombia 3.0, el evento de contenido digital más importante del país. Por iniciativas como esa, el Gobierno ha recibido múltiples reconocimientos, como el premio de la organización de operadores móviles GSMA en 2011, por ser el de mejores políticas de telecomunicaciones en el mundo. En abril de este año, se dio a conocer el balance positivo por parte de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) de la gestión del ministerio y, más recientemente, el galardón de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información por los avances en TIC para el desarrollo.

En ese escenario, el recién publicado Índice de Innovación Global (GII, por sus siglas en inglés) cae como baldado de agua fría a una administración que hizo sus apuestas por la innovación y la tecnología. Según el ranking que publica anualmente la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), la Universidad Cornell y la escuela de negocios INSEAD, que incluye 143 países y los evalúa en 81 indicadores, Colombia cayó del puesto 60 al 68, por encima de Kuwait y debajo de Serbia.

A nivel regional, el país se posicionó arriba de Argentina, Uruguay y Perú, pero fue superado por Barbados (41), Chile (46), Panamá (52), Costa Rica (57), Brasil (61) y México (66). Los indicadores que jugaron en contra de Colombia fueron la estabilidad política, en el que ocupa el puesto 134, el nivel educativo (104), activos intangibles (105), difusión de conocimiento (101) y vínculos de innovación (122). Este último evalúa el estado, por ejemplo, de alianzas para la investigación universitaria y registro de patentes.

Los resultados del informe fueron discutidos en el marco de Colombia 3.0, con la participación de Bruno Lanvin, coeditor de INSEAD. Lanvin le dijo a El Espectador que, en su opinión, lo observado no se puede comparar de un año a otro, debido a posibles fallas técnicas, sino por quinquenios. “Colombia no cambió mucho en los últimos 4 ó 5 años”.

El experto resaltó los buenos resultados input del país, que tienen que ver con avances en infraestructura y cobertura de tecnología, pero también señaló que en materia output todavía hay un rezago. Esto último está relacionado con asuntos como la generación de patentes y la participación en comercio exterior. “Los avances en input se verán reflejados en los próximos años”.

Lanvin se refirió a la educación como uno de los puntos que deben ser prioridad. “Los perfiles que se forman no corresponden con lo que necesita la economía”, dijo. Según él, tiene que haber más preparación para la ciencia y tecnología, en lo que, por demás, “hay una distorsión en favor de los hombres”. Esto significa que, de acuerdo con lo observado, las mujeres tienen mejor desempeño en pruebas de ciencia y matemáticas, pero en las facultades universitarias se ve una desproporción, pues hay más participación masculina.

A propósito de estrategias para la innovación, el pasado lunes el MinTic fue el anfitrión del Primer Encuentro Viceministerial de Innovación TIC. A la reunión asistieron 14 países (Belice, Bolivia, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Honduras, Panamá, República Dominicana, Surinam, Uruguay, Perú, Brasil y Paraguay) que, al final de la jornada, firmaron un pacto para compartir con los demás sus avances en la materia.

"Este encuentro nos permitió dejar plasmado a través de un acuerdo de cooperación, la intención de estos países de trabajar de manera conjunta para seguir desarrollando iniciativas que lleguen a los más pobres, para que puedan hacer parte de la sociedad de la información. Hablamos de la importancia de utilizar la innovación y la tecnología para reducir la desigualdad social de los países", señaló la viceministra general TIC, María Carolina Hoyos.

La funcionaria también destacó la participación de Pedro Huichalaf, subsecretario de Telecomunicaciones del gobierno de Chile, en el evento por su buen posicionamiento en el GII. Según la actualización del informe, ese país se mantuvo en el puesto 46 entre 2013 y 2014. Chile, además, es el único país que asistió al encuentro que hace parte de la OCDE.

El Espectador habló con Huichalaf, quien resaltó el hecho de que en Colombia haya un ministerio dedicado solamente a la tecnología, organismo que no existe como tal en su país. Según él, el éxito de Chile en el ranking y su membresía a la OCDE han sido producto de formular “políticas de mediano y largo plazo”. En el indicador de ambiente político, ese país ocupó el puesto 37 este año.

Respecto a los esfuerzos del gobierno colombiano por ingresar a la OCDE, el delegado dijo que ese es “un proceso complejo de varias aristas, entre las cuales está la tecnología”. En su opinión, Colombia tiene que conjugar sus avances en TIC con otros elementos.

El evento Colombia 3.0 tiene como objetivo, según el MinTic, conectar a los protagonistas de esa industria para generar redes y difundir conocimiento. Entre los eventos, se hará un pacto con cineastas para la inclusión de tecnologías en sus productos y se presentarán los mejores videojuegos que promuevan actitudes pacíficas.
 

Temas relacionados