Colombia ocupa el lugar 64 en conectividad en el mundo

Así se estableció en el marco del Foro Económico Mundial en su Reporte Global de Tecnologías de Información.

 Este miércoles el World Economic Forum lanzó su Reporte Global de Tecnologías de Información, GITR (Global Information Technology Report), el cual analiza cómo los países de América Latina se comparan en 54 indicadores distintos del Índice de Habilidad para la Conectividad, NRI (Networked Readiness Index). El veredicto regional indica que mientras algunos países han comenzado a expandir su infraestructura de banda ancha, mejorar la conectividad a través de la región sigue siendo una de las mayores barreras para el desarrollo.

Hay éxitos en Latinoamérica, tales como Chile, que clasifica entre el cuarto mas alto a nivel global, debido al consistente foco del gobierno en expandir la infraestructura de tecnologías de información y comunicación (TICs) y estimular su uso. Panamá, por su parte, está rápidamente ascendiendo en las clasificaciones globales y se encuentra a sólo ocho lugares detrás (en el lugar número 43 del mundo), impulsado por el reconocimiento del gobierno de las TICs como críticas impulsoras del crecimiento económico.

Mientras tanto, Costa Rica, Uruguay y Colombia merecen reconocimiento por focalizar el esfuerzo en la adopción de las TICs (Internet, teléfonos móviles, y banda ancha) así como de mejorar la asequibilidad de las tecnologías. Sin embargo, se puede hacer más para acelerar la expansión de las TICs y facilitar el desarrollo económico y social en la región. La reducción en las regulaciones y la burocracia, el aumentar las habilidades en TICs de la fuerza laboral y el foco en innovación y espíritu emprendedor son todas áreas que demandan atención.

Colombia alcanzó el lugar 63 en el listado de países con mejor conectividad, si bien subió dos lugares y mostró una gran mejoría en infraestructura de las TIC, el país sigue sufriendo malas condiciones para la iniciativa empresarial y la innovación (puesto 104) y debilidades en su sector educativo, sobre todo en la calidad de la educación en matemáticas y ciencias (puesto 108), lo que resulta en una pobre capacidad para innovar (puesto 83 ) y una pequeña proporción de su población dedicada a trabajos intensivos en conocimiento (puesto 89).


Se necesita un foco particular para abordar dos problemas importantes en América Latina:

Expandir la infraestructura de banda ancha para asegurar la conectividad ubicua, particularmente a través de acceso inalámbrico:

Mientras las compañías y los gobiernos en la región han redoblado sus esfuerzos para construir y mejorar la infraestructura de banda ancha, el tiempo que toma hacerlo, el costo de las inversiones alámbrica fijas, y los desafíos geográficos de la región apuntan al ancho de banda inalámbrico como la mejor manera de comenzar a llegar a la mayoría de la población que reside en áreas sin acceso. El desafío crítico para la construcción de la infraestructura inalámbrica es el lanzamiento de un espectro de banda de 700 MHz, que es lo más apropiado para suministrar acceso inalámbrico de alta velocidad. América Latina tiene una oportunidad única de acelerar este proceso al avanzar con las subastas de este espectro de banda en el presente año.

Transformar la entrega de servicios de gobierno particularmente en educación, atención a la salud y justicia, aprovechando la conectividad y las TICs

Con un rápido crecimiento económico en la región resultando en un aumento del ingreso per cápita y un ascenso de millones de personas hacia la “clase media”, más ciudadanos Latinoamericanos están demandando mejores servicios públicos a sus gobiernos. Los alcaldes de las ciudades pueden aprovechar el poder de las TICs y de la conectividad de banda ancha para mejorar la manera en que se administra el gobierno, se entregan servicios básicos e interactúan con los ciudadanos. Tecnologías de video y colaboración pueden entregar interacciones en tiempo real a lo largo de grandes distancias geográficas; dispositivos embebidos pueden medir las condiciones ambientales para mejorar la administración de los recursos y la provisión de servicios de gobierno electrónico y el acceso a banda ancha juntos permiten una mayor interacción con el gobierno.

Acciones concretas en estas dimensiones ayudarán a las economías de la región a aprovechar las TICs para su desarrollo. Mientras que los mejores diez entre 148 países en el NRI son países avanzados pequeños, tales como Finlandia, Singapur y Suecia, países más grandes como los Estados Unidos, el Reino Unido y Corea también están presentes. Los países de América Latina han iniciado el proceso de unirse a ellos en el grupo superior de disponibilidad para la conectividad, lo que se necesita ahora es un progreso continuado.