Colombia presentará en el Startup Tel Aviv una web de soluciones agrícolas

Dos emprendedores representarán al país en una de las más importantes competencias de empresas jóvenes a nivel mundial.

 Dos emprendedores representarán a Colombia en el Startup Tel Aviv 2014, una de las más importantes competencias de empresas jóvenes a nivel mundial, con la plataforma Agromall, que conecta a campesinos, propietarios de tierras y empresas agrícolas para dar soluciones al sector.

Agromall, una web ideada hace un año y medio en Bogotá por dos socios y amigos, de 41 y 46 años, fue el proyecto colombiano seleccionado entre 26 iniciativas para medirse en Israel entre el 13 y 19 de septiembre próximos.

"Hay una gran cantidad de necesidades que no están respondidas en el agro, y quizás la infraestructura tradicional de vías, muelles, se demore en llegar y obviamente es más costosa que la que estamos planteando", dijo a Colombia.inn, agencia operada por Efe, Camilo Reyes, director ejecutivo de esta joven empresa.

Reyes y su socio, Ricardo Leyva, con el soporte tecnológico de la empresa canadiense Backbone (Canadá) y la colombo-chilena Celmedia, esperan comercializar en un mes esta plataforma.

La web integra tecnologías de segunda generación (2G) para teléfonos móviles, las que usan más habitualmente los campesinos, y cuenta con el respaldo de un call center especializado.

A través del llamado "market place" de la plataforma, los clientes podrán buscar una solución a problemas como falta de semillas, químicos, mano de obra, insumos o maquinaria.

Una vez el cliente, que será mayoritariamente campesino, envía un mensaje con su necesidad, los demás miembros del "market place" reciben una notificación y pueden empezar a negociar.

"Las grandes casas comerciales venden a los precios que les parezca, que no siempre son los más justos", acotó Reyes.

El objetivo de Agromall es reducir el número de intermediarios en la compra de productos y obtener ganancias.

El proyecto comenzará con un plan piloto de máximo tres meses en los departamentos de Boyacá, Cundinamarca, Meta y Casanare, elegidos por su cercanía con la capital y por su infraestructura agrícola.

Para esta primera fase han invertido 180 millones de pesos (unos 93.000 dólares) de 625 millones que demanda el plan piloto (unos 322.000 dólares) y esperan que a finalizar el año tengan cobertura en los 32 departamentos de Colombia.

El mayor reto es conectar a los campesinos "debido a la disponibilidad mínima de equipos de conexión en el campo y al mal acceso a datos", matizó Reyes.

Y un dilema fue decidir qué tipo de tecnología usar, finalmente optaron por 2G, ya que la mayoría de los campesinos es la que disponen, cuando las 3G y 4G son más comunes en las ciudades.

El objetivo de Agromall es convertirse en una herramienta para advertir al campesinado sobre los regímenes de lluvia, el ciclo del mercado y de la oferta y la demanda.