Premios LARA fueron entregados en Brasil

Colombia, una mina de investigadores

Fue el segundo país con el mayor número de proyectos premiados por la compañía Google. Los ganadores hablan sobre los retos que todavía enfrenta la investigación en el país, especialmente en cuanto a financiación.

Los investigadores recibirán una ayuda económica de hasta US$1.200 mensuales. / Cortesía Google

Cuando los ingenieros Sixto Campana y Edna Bernal recibieron el correo de Google a mediados de agosto, pensaron que se trataba de spam. “Nos van a hackear las cuentas”, le dijo Campana a su colega. El mensaje era conciso: “Felicitaciones, usted ha ganado el premio Google LARA”. A continuación, el remitente les pedía que enviaran sus datos personales y les advertía que fueran prudentes con la información.

Además de Campana y Bernal, otros ocho académicos de varias regiones del país recibieron el mismo mensaje críptico. Ninguno se imaginó que dos meses después estarían tomando un vuelo rumbo a Belo Horizonte (Brasil), el único centro de ingeniería de Google en América Latina. No era un correo malicioso. Sus proyectos habían sido elegidos para ser financiados por la multinacional tecnológica.

Los premios LARA (Latin American Research Awards) son una iniciativa de Google que desde 2013 apoya investigaciones latinoamericanas que buscan soluciones a problemas sociales a través de la tecnología. Están dirigidos a duplas de investigadores: un estudiante de maestría o doctorado y su respectivo tutor.

En esta oportunidad, cada proyecto de doctorado recibirá US$1.200 mensuales durante un año, mientras las investigaciones de maestría contarán con US$750 mensuales. De las 300 iniciativas postuladas este año, solo 27 fueron aceptadas para recibir el incentivo. Por primera vez, Colombia se convirtió en el segundo país con el mayor número de proyectos seleccionados, con cinco trabajos de varias universidades a nivel nacional.

Los proyectos elegidos, aún en etapa de desarrollo, fueron pensados para atender problemáticas relacionadas con la salud, la pobreza, las limitaciones físicas y la ingeniería de software. De ellos, cuatro fueron premiados por primera vez.

Lea también: Colombianos ganan premios de Google a la investigación.

“Estamos perdiendo el miedo a participar en este tipo de propuestas porque nos damos cuenta de que estamos haciendo investigaciones competitivas a nivel latinoamericano”, afirma Luis Felipe Giraldo, uno de los ganadores del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de la Universidad de los Andes.

Por su parte, Edna Bernal cree que los colombianos suelen ser más recursivos a la hora de resolver problemas cuando no hay apoyo institucional a la investigación. “En Colombia nos toca con las uñas, pero ese empuje es lo que hace que seamos más creativos”, resalta la única mujer que representó a Colombia en Belo Horizonte.

Credibilidad, el mayor de los premios

A partir de ahora, las puertas de la industria y de apoyos institucionales se les abrirán con más facilidad a estos académicos, pues el reconocimiento de Google les da a sus trabajos una especie de sello de garantía. No obstante, todavía es una odisea conseguir financiación para tantos proyectos que están naciendo en el país.

“En el gremio decimos que para presentar un proyecto a Colciencias ya tienes que haberlo hecho”, dice Winston Percybrooks, de la Universidad del Norte. Se refiere a las condiciones que les exigen para acceder a becas y financiación, pues a diferencia de iniciativas como LARA, en las que solo les exigen explicar su proyecto en tres páginas y enviar su hoja de vida como respaldo académico, otras instituciones nacionales, como Colciencias, suelen exigir proyectos avanzados y de hasta 60 páginas para brindar las ayudas.

Además de la falta de recursos para la investigación, los académicos destacaron la importancia de vincular al sector industrial en las dinámicas académicas, pues opinan que todavía predomina la idea de que los proyectos académicos no podrán salir del papel.

“La industria necesita de la academia para poder seguir desarrollándose, pero en este momento Colombia todavía no tiene esa mentalidad de que la universidad es fundamental”, señala Giraldo.

Aunque los resultados de los colombianos en los premios LARA son una señal de respaldo a la invención y el talento nacionales, también conducen a reflexionar sobre lo apremiante que es estimular esta rama desde las propias instituciones del país, pues, en palabras de Campana, “si hubiera más apoyo y tuviéramos más recursos, imagínense lo que podríamos hacer”.

Las iniciativas ganadoras

Dpto. de Ingeniería de Sistemas, Universidad Nacional Abierta y a Distancia

El proyecto MotherNet, de Sixto Campana y Edna Bernal, consiste en un brazalete que monitorea el estado de mujeres embarazadas con riesgo de preeclampsia y envía esta información a un servicio remoto en un centro médico.  

Dpto. de Ingeniería Eléctrica, Universidad de los Andes

Luis Felipe Giraldo Trujillo y Gilberto Díaz proponen modelos computacionales de cooperación para diseñar nuevas estrategias que ayuden a personas de bajos recursos a tener estabilidad financiera.

Dpto. de Ingeniería de Sistemas, Universidad de los Andes

La iniciativa de Mario Linares y Camilo Escobar pretende activar tareas automatizadas de ingeniería de software para aplicaciones móviles de código fuente cerrado.

Escuela de Ingeniería Eléctrica, Universidad del Valle

Eduardo Caicedo y Andrés Díaz están desarrollando un sistema portátil que detectaría obstáculos y planearía trayectorias para que personas ciegas puedan desplazarse en interiores. 

Dpto. de Ingeniería Eléctrica, Universidad del Norte

Winston Percybrooks y Pedro Narváez fueron galardonados, por segunda vez, para continuar desarrollando un estetoscopio digital que permitiría identificar anomalías del corazón.

Artículo posible por invitación de Google.

820303

2018-10-26T21:00:00-05:00

article

2018-10-26T21:59:45-05:00

[email protected]

none

Valeria Cortés Bernal / @cortesbernal_v

Tecnología

Colombia, una mina de investigadores

36

6316

6352