Reseña

¿Cómo se ve un videojuego sobre el amor? La respuesta es“Florence”

Entre las espadas, pistolas y naves espaciales que pululan en los videojuegos nace “Florence”, que hace del amor su tema principal, y cuya reseña no puede ser otra cosa que un poema.

Cortesía - Annapurna

El tiempo nada sin cuerda
El tiempo lastima con roces
Creando carestía en lugar de riqueza
No soy más que somnolencia

Y el tiempo nada, el tiempo nada
Y yo floto, floto
Y, de pronto, con un golpe, preciso de tiempo
De un tiempo verde y otro blanco
De un tiempo rojo y hasta negro

Tiempo para plantar las piezas en orden
Para renovar mi rostro en el espejo
Tiempo para envolverte y morir luego
Tiempo para renacer y detener la muerte

Me descubriste entre la música
Me descubriste en Luna, Venus y río
Yo te cubrí en otoño a la deriva
Porque estás tú, y ya no sé si soy yo

Y ahora estás en el viento y en los muros
Y en el mar y en el vidrio
En las pinceladas y en el asombro
Y en el tiempo en cuerda y el silencio entre mi voz

Así que ruego te acuerdes de mí
Pues ya secos están mis ojos
Ya no hay tiempos nadando
Ya soy cuerda, ya soy yo

“Florence” cuenta la historia de una mujer de 25 años, cuya vida gira en torno a la monotonía de la rutina, entre el trabajo y las redes sociales. La narración sigue la historia entre Florence y un joven chelista, a medida que los dos personajes se van acercando. La mecánica del juego va pegada de las acciones en una escena determinada en la vida de la pareja: cepillarse los dientes, comer, pelear...

Lea también: El juego que promete romperle los huevos a sus amigos

Este es un videojuego que arriesga con el amor porque el amor es eso: riesgo. Pero también es música, color y hojas al viento. Esto es “Florence”, un videojuego que encontrarán en dispositivos con sistema operativo iOS.