Comunidad mundial de internautas celebra el Marco Civil brasileño de internet

Expertos señalan que la necesidad que una regulación en internet se hizo más evidente después del escándalo de espionaje de EE.UU.

El Marco Civil de internet, la regulación sancionada este mes por Brasil como una constitución para garantizar la neutralidad en la red y la privacidad de los internautas, es considerada como modelo para la comunidad internacional de bloqueros y especialistas.

El Marco Civil "ayudará a alumbrar una nueva era en la que los derechos de los ciudadanos estarán protegidos por leyes digitales en todos los países del mundo", asegura el científico británico Tim Berners-Lee, considerado el inventor de internet y uno de los muchos especialistas en elogiar la iniciativa brasileña.

Enrique Dans, autor de uno de los diez blogs más leídos del mundo en lengua castellana, afirmó a EFE que la ley brasileña es "un intento real, protagonizado por un país verdaderamente relevante en el contexto internacional, de adaptar las reglas del juego y el contrato social al contexto actual, condicionado por todo lo que sabemos tras las revelaciones de Edward Snowden".

Dans, experto en tecnología digital, considera que la necesidad de una constitución para internet se hizo más evidente que nunca a mediados del año pasado, cuando el exempleado de la CIA comenzó a revelar documentos clasificados sobre los programas de espionaje informático del Gobierno estadounidense.

"Brasil intenta llevar a cabo una aproximación a tres problemas importantes que condicionan cuestiones que van desde la convivencia entre personas y empresas hasta las relaciones internacionales: la libertad de expresión, la privacidad y la neutralidad de la red", explicó Dans.

"El impacto de esos tres temas es fundamental y, si bien no es posible tratarlos desde la óptica de un solo país, sí es importante contribuir a construir las bases sobre las que se aborden los posibles acuerdos internacionales en ese sentido", agregó.

Uno de los aspectos centrales de la ley brasileña es la protección de la neutralidad de internet, entendida como la limitación del control del tráfico por parte de las operadoras para evitar discriminaciones geográficas o accesos privilegiados en cuanto a velocidad de conexión y contenidos.

Marcelo Thompson, subdirector del Law and Technology Centre, de la Universidad de Hong Kong, y participante en el largo proceso de deliberación de la norma brasileña, dijo que "hay que dar la bienvenida a la ley".

Sin embargo, destacó que "tiene un sesgo a favor de las empresas" (como Google o Facebook), que quedan exentas de la obligación de eliminar contenidos ofensivos o ilegales cuando no haya una sentencia judicial previa.

La ley brasileña incorporó una excepción a esta exención de responsabilidad: las empresas deberán retirar contenido pornográfico subido sin consentimiento o casos de "revenge porn" (vídeos íntimos publicados por antiguos amantes o parejas como venganza).

"Es difícil, pero hay que llegar a compromisos razonables: la total restricción para las proveedoras de internet es incompatible con la libertad de empresa en sociedades libres", concluyó Thompson.

Francisco Brito Cruz, cofundador del Centro de Derecho, Internet y Sociedad de la Universidad de Sao Paulo, calificó la norma de "victoria democrática importante", pero anticipó que en los próximos años "habrá que discutir algunas mejoras" en cuanto a protección de datos, "cuya ley está en estado embrionario", y a la elaboración de una nueva ley de propiedad intelectual.

El entusiasmo generalizado en las redes sociales ante la nueva norma por su defensa de la privacidad de los usuarios y de la neutralidad de la red fue moderado por la inclusión final de un permiso de retención de datos de los usuarios durante seis meses, por parte de las empresas proveedoras de internet.

En cambio, la renuncia del Gobierno brasileño a la norma que obligaba a las empresas proveedoras a tener sus servidores en territorio brasileño no fue considerada grave por los especialistas consultados.

Según Brito, "todo el mundo sabía que esa disposición no solucionaría el problema. Lo importante es la disposición de que la ley brasileña regirá en cualquier relación entre un brasileño y cualquier compañía tecnológica extranjera que se establezca en el país", otra importante novedad de la ley.

Pese a los elogios, la aprobación del Marco Civil no logró impulsar un consenso sobre la regulación mundial de la red en la NETMundial, la conferencia internacional organizada por el propio Gobierno brasileño la semana pasada en Sao Paulo para impulsar una normativa multilateral de la red.

La reunión no cristalizó en un consenso y concluyó con un documento de recomendaciones y un emplazamiento futuro a debatir la neutralidad global de la Web.