Cuando ‘Fortnite’ estuvo a punto de ser cancelado

En una entrevista, Rod Fergusson,quien fue en su momento uno de los grandes directivos de Epic Games, confesó que estuvo a punto de cancelar el videojuego, de no haber sido porque salió de la compañía para desarrollar títulos, como Gears, para otra marca.

Fortnite se posicionó en el mercado gracias a la categoría Battle Royale, esto es, que 100 jugadores caen en una arena de juego para matarse. Gana el participante, o equipo, que sea el último en permanecer de pie. Cortesía Fortnite

Hace unos meses, El Espectador comunicó el significativo aumento que estaba registrando Apex Legends en número de jugadores, su auge fue tal que se contempló la idea de que llegaría destronar a Fortnite como el videojuego más popular de todo el mundo. 

Pasaron los días y el crecimiento de este videojuego fue ‘pura espuma’, Apex Legends no pudo quitarle a Fortnite la corona que lo reconoce como el rey del Battle Royale.

Le puede interesar: La popularidad de Apex Legends va en picada

La industria que mueve Fortnite es significativa, solo para hacerse una idea, su copa mundial, organizada por Epic Games, compañía desarrolladora de este título, promete entregar a los participantes cerca de US$30 millones en premios. 

Sin embargo, esta multimillonaria idea estuvo a punto de ser cancelada, así lo confesó Rod Fergusson, productor de videojuegos, quien llegó a ocupar un significativo cargo en Epic Games. En su manos estuvo la posibilidad de que Fortnite fuera enviado al olvido.

Fergusson, en una entrevista adelantada por el medio de comunicación dedicado a videojuegos, Game Informer, aseguró que este videojuego no reunía las condiciones como para que superara su vara de aprobación. Aquí el directivo hace una pausa para explicar que esto era cuando Fortnite solo tenía la modalidad ‘Salvar al Mundo’, aún no llegaba el Battle Royale a su formato. 

Le puede interesar: Cómo “Fortnite” se ha convertido en una una obsesión global

Este directivo dejó  Epic Games para trabajar en otros proyectos, como el desarrollo de Gears, su última entrega. Esa salida, asegura, fue la que salvó a Fortnite de quedarse sin el éxito que tiene hoy en día. 

Hoy este productor asegura con alegría que el éxito que ha tenido Fortnite no le ha quitado el sueño, la idea de no ser parte de ese videojuego, que hoy representa grandes éxitos en la industria gamer no le preocupa. De hecho, asegura que le da alegría haberse hecho a un lado para que el título sobresaliera. 

Cada vez que alguien le menciona el tema responde, “no te sientas mal por mí, siéntete bien porque sé que ese juego se encanta, si fuera por mí Fortnite no existiría, ni sería una sensación mundial”.