¡Cuidado! Estos son los peligros de descargar videojuegos piratas

Los desarrolladores que se encargan de elaborar los populares ‘cracks’ para acceder gratuitamente a un videojuego no lo hacen gratis, sus intenciones pueden enseñar a las víctimas que lo barato sale caro.

Cortesía Kaspersky

Los videojuegos hacen parte de la cotidianidad de muchos al rededor del mundo. Según el más reciente informe publicado por la analista de juegos NewZoo.com, en 2018 quienesdedicaron parte de su tiempo en esta entretención se contaron en más de 2.3 billones de personas, población que aportó para que esta industria registrara cerca de US$138 billones en el mismo periodo de tiempo.

No obstante, como en cualquier otro mercado, la piratería es una pesada carga que lleva a cuestas el ecosistema de este negocio; es decir, no solo se ven afectadas las personas que trabajan en el desarrollo, producción y distribución de los videojuegos, sino también quienes intentan acceder a ellos de manera ilegal.

Lea también: ‘Gamers’, en la mira de los cibercriminales

Conseguir acceder a un videojuego de PC, de forma gratuita, es una labor relativamente sencilla gracias a internet. Los foros virtuales y videotutoriales en YouTube, por ejemplo, invitan a la gente a descargar archivos que funcionan como una ‘llave’ para desbloquear este material de entretenimiento.

El problema, según el experto en ciberseguridad de Kaspersky Lab, Alex Perekalin, es que muchas de estas ‘llaves’, más conocidas como ‘cracks’, esconden amenazas que pueden representar serias afectaciones para las víctimas.

Uno de los ejemplos empleados por este profesional es el de un jugador que descargó uno de estos archivos para acceder de manera gratuita a un videojuego.

Le puede interesar: Deportes electrónicos: negocio creciente en Colombia

De inmediato, el sistema antimalware de su computador fue activado para informarle que el archivo que está intentando instalar contiene un código malicioso. Lamentablemente muchas de estas alertas son ignoradas o desactivadas, acciones que abren las puertas para que puedan entrar y trabajar sin inconvenientes, como le pasó a esta víctima.

En su caso, un malware conocido como ‘ransomware’ se ejecutó en su computador encriptando todos los archivos que contenía. Al final de la instalación, el programa malicioso terminó por pedirle un rescate económico a cambio de liberar la información secuestrada, en palabras simples: lo barato le salió caro.

Otra de las estrategias que tienen los atacantes al momento de desarrollar este tipo de códigos son los populares ‘troyanos bancarios’, archivos maliciosos capaces de recopilar información financiera de las víctimas para, posteriormente, cometer hurtos.

Le puede interesar: Cuidado al retirar dinero, delincuentes están utilizando su rastro de calor

Si bien es cierto que no todos los ‘cracks’ que se encuentran en internet contienen virus, un comportamiento de los cibercriminales descrito por Perekalin, estaría generando que el número de estos se reduzca.

“Los estafadores, que se hacen pasar por desarrolladoras como Valve o Ubisoft, han comenzado a bombardear a Google con quejas en virtud de la DMCA (siglas en inglés de Ley de Derechos de Autor de la Era Digital) contra sitios respetables (relativamente hablando) que albergan juegos pirateados, es decir, los que no distribuyen malware”, Afirmó este profesional.

En palabras simples, lo que hacen los cibercriminales es reportar los sitios web que albergan ‘cracks’ que no contienen un código malicioso, en respuesta, estos son castigados por Google al no privilegiados en los resultados de búsqueda. Al final del día los ‘malos’ sitios web obtienen su ganancia al tener mejores posiciones en el buscador producto del desprestigio que generaron de su competencia.

 

¿Cómo evitar ser víctima de uno de estos ataques?

 

Evidentemente la principal recomendación para evitar este tipo de infecciones es no utilizar software pirata. Si la barrera para acceder a estos contenidos de forma legal es el componente económico, una recomendación adicional sería aprovechar las ofertas que muchas veces son lanzadas para promocionar estos contenidos.

Pero entendiendo que no todos verán como un buen camino esta recomendación, Perekalin añadió que es una buena práctica evitar los sitios web que parezcan sospechosos, estos son, lugares que llevan poco tiempo en funcionamiento o que no cuentan con comentarios que evalúan los programas que allí son ofertados.

De igual forma se sugiere tener instalado un antivirus de confianza y nunca desactivarlo ya que estos nunca alertarán la presencia de un malware si un programa no lo contiene.