Cuide la información y su dinero

Los ataques criminales por medio de internet han aumentado más del 50% entre 2007 y 2008. Los sistemas financieros y la propiedad intelectual son los más perseguidos.Los hackers o criminales on-line no paran en su afán por permear las finanzas o bases informativas de empresas, hogares y personas. Todos los días en el mundo se reciben cientos de denuncias sobre la violación de los sistemas informáticos de compañías y computadores familiares, cuyas implicaciones van desde la pérdida de miles de millones de dólares, hasta información secreta y derechos de propiedad intelectual. En un encuentro realizado en San Francisco, California, por Symantec, marca experta en soluciones de seguridad informática, se analizaron las diferentes amenazas y posibles resistencias que empresas y personas deben tener en sus sistemas para poder navegar con un mínimo de tranquilidad al realizar sus operaciones cuando usa el computador. Decirle a la gente que si visitaban páginas web conocidas no representaba ningún riesgo y que mientras no descargara software pirata no serían atacados, era una forma de garantizar seguridad hace un par de años, pero ahora esto ya no es verdad, pues como dice Dave Cole, director sénior de gestión para productos de consumo en Symantec, empresa propietaria de la marca Norton, “el principal problema hoy es que páginas web, desde la de un banco o pizzería hasta la de un restaurante o una tienda pequeña en línea, han atacado o infectado los computadores de las personas que los visitan, sin éstos darse cuenta cómo y dónde fueron contaminados”. Vulnerabilidades que se encuentran desde los mismos navegadores en la web (Firefox e Internet Explorer), hasta en los software gratuitos muy conocidos como Quicktime, Acrobat y Winzip, que se descargan por internet, son importantes espacios donde trabajan los criminales para poder ingresar al sistema, pero también representan, según Cole, el primer tema que analizan en la empresa para crear sus productos de protección. La segunda herramienta de la que habló el líder de Symantec consiste en la creación de una comunidad (the community watch), donde las empresas y personas pueden enviar información acerca de las páginas web que presenten virus o información básica sobre cuándo fueron atacados. “Si alguien es infectado por alguna de las amenazas que existen en la red, automáticamente entra a formar parte de ‘the comunity watch’ y se envía la información a la empresa, donde se usa para darle al portal una advertencia que le dice a la siguiente persona que lo visite —no entre a este sitio porque será atacado—”. Información de tarjetas de crédito (32%) y cuentas bancarias (19%) son los espacios más perseguidos por el mercado negro de internet. Estas estadísticas se complementan con el hecho de que los servicios financieros en el mundo representaron el 76% de phishing en 2008 (modalidad de estafa para robar identidad por medio de engaños en la red), en comparación con el 52% en 2007. Estas cifras representativas van acompañadas de una gran cantidad de dinero que pasa a las arcas de los criminales. Pero los delitos financieros no son los únicos que ocupan la mente de los hackers. Según Matt Parella, asistente fiscal de los Estados Unidos para la Piratería Informática y la Propiedad Intelectual, invitado por Symantec al encuentro, la innovación desarrollada en Silicon Valley, ciudad cercana a San Francisco, sede de importantes empresas de tecnología como Google, Yahoo y Adobe, se ha convertido en el blanco de los criminales que quieren robar derechos de propiedad intelectual sobre programas de computador y desarrollos de diseños. Pareciera que en todo momento internet representara un riesgo en su método de navegación, pero Dave Cole dice: “Esto es como la vida, uno nunca está 100% seguro, incluso cuando en casa se encuentran todas las puertas cerradas”. Pero agrega que existen recomendaciones útiles para dejar de estar tan expuestos. “Lo primero es mantener actualizado los sistemas de operación como Windows, navegadores y programas descargados; segundo, es importante tener software de seguridad como antivirus que brinden protección contra muchas amenazas en un solo producto y no ocupen gran espacio en la memoria de la máquina, y lo tercero es ser inteligente y dudar de los regalos en línea, aplicando el concepto de que si son muy buenos, ¿serán ciertos?”. Christian Quiroga Sánchez / San Francisco, California    Foto: Jupiter
Temas relacionados

 

últimas noticias