La cultura debe reinventar su negocio para evitar la ilegalidad

La revolución de internet ha tomado desprevenidas a muchas industrias. En países emergentes la tasa de piratería alcanza el 68%

Tal parece que lo que hoy es un lugar común para la mayoría, la internet, aún no lo es tanto para muchas industrias que no han evolucionado sus modelos de negocio y se han quedado en el mundo analógico, con el consecuente impacto no solamente en lo que a productividad se refiere, sino que esto se ha convertido en un caldo de cultivo para los piratas y falsificadores, quienes por lo visto van a un paso adelante en los desarrollos tecnológicos.

Así lo ve el director general de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), Francis Gurry, quien sostiene que los modelos de negocio desarrollados antes de la revolución de Internet tiene que cambiar para hacer frente a la velocidad del cambio tecnológico.

"Esta revolución ha hecho que la arquitectura que estaba en el lugar para el mundo analógico tiene que ser reinventada, si se quiere, para el mundo digital.Significa sobre todo una transición en los modelos de negocio , especialmente para los medios culturales como la música, el cine y la literatura es especial".

Un reciente estudio demostró que solamente en España el año pasado se hicieron más de 3.000 millones de descargas ilegales de contenidos culturales, con un costo para la industria de al menos 1.200 millones de euros, más de un 50% de crecimiento frente al año anterior.

Gurry señala que el problema de la falsificación y la infracción de derechos de autor se complica por la diferenciación del poder adquisitivo en los países. "Hay un mercado global, pero no un consumidor mundial: De hecho, muchos niveles diferentes de consumo y de poder adquisitivo", afirma.

Por eso señala que la globalización de la economía ha jugado un papel en la difusión de productos falsificados, en particular cuando los bienes culturales son de contenido digital.

"Muy brevemente, el origen del problema de la falsificación, la agravación del problema ha sido la globalización la que crea una mayor oportunidad en la apertura de mercados para los bienes ilícitos que circulan", dice para enfatizar que la lucha antipiratería también debe ser global, pues aunque todos los países coinciden en la importancia de acabar con este flagelo, no todos tienen los mismos ingresos fiscales y los mismo recursos para combatirlo.

"Creo que todos los países en realidad, están comprometidos con la observancia de la propiedad intelectual - no veo mucha diferencia allí. Algunos países tienen más recursos para hacer frente al problema, en primer lugar. En otros países, se puede encontrar una gran diferencia en la capacidad de compra ", dice

Según el estudio de la piratería, la reducción de la piratería en sólo un 10% en cuatro años crearía alrededor de 500 000 puestos de trabajo de alta tecnología, y daría lugar a un adicional de US$ 32.000 millones en ingresos fiscales para los países.

Gurry, sin embargo, dijo que los consumidores a menudo se debaten entre los beneficios a largo plazo de los productos legales, en lugar de la ganancia a corto plazo de los costos más bajos.

"La desventaja a corto plazo es que usted tiene que pagar. La ventaja a largo plazo es que tiene una cultura creativa, tiene un entorno en el que se financia la producción cultural, en la que los creativos van a sobrevivir ". 

 

últimas noticias

Reportan caída de YouTube a nivel mundial

Huawei presenta su nueva joya, el Mate 20 PRO

Muere el cofundador de Microsoft Paul Allen