Para cumplir con el plan Vive Digital 2 del ministerio TIC

La entidad presentó resultados de estudio de futuras bandas para telecomunicaciones móviles.

Muchas veces la solución a una autopista congestionada es agregarle carriles para que más vehículos puedan transitar y más rápido. Además de eso, se asigna determinado espacio en la calzada para carros que van despacio, otros que transitan más rápido, algunos que son pesados, y hasta carriles para bicicletas. Pues bien, el espectro electromagnético funciona así.

Es un campo que existe por encima de la altura a la que vuelan los aviones y en el que están ubicadas las bandas por las que operan los servicios de telecomunicaciones como la televisión, radio, internet, telefonía móvil terrestre y aeronáutica, entre otros. Su manejo es, entonces, estratégico y vital a nivel político y económico, razón por la cual está a cargo del gobierno de cada país, y en el caso colombiano, de la Agencia Nacional de Espectro (ANE). Dependiendo del servicio, se necesita más ancho de banda, que es asignado, como un camión que necesita más espacio para transitar, o una motocicleta que solo necesita viajar más rápido.

Por eso, este miércoles fueron presentados los resultados de un estudio que inició el ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, MinTIC, en 2012, para explorar nuevas bandas en el espectro que darán abasto para las operaciones de las telecomunicaciones móviles en el país con miras a los próximos 10 años. Esto se enmarca dentro de una de las apuestas del gobierno 2010-2014 del presidente Juan Manuel Santos, el plan Vive Digital, que cumplió 100 por ciento de sus metas en acceso y apropiación de las TIC, de acuerdo con el ministerio.

Ahora, para el Vive Digital 2, que se ejecutará entre 2014 y 2018, se pretende seguir trabajando en ese sentido, y ampliar el espectro electromagnético del país es indispensable para soportar el crecimiento de las conexiones y la optimización de las operaciones que propone el gobierno a través del MinTIC. “Es importante señalar que estos son procesos que no se logran de un día para otro”, explicó la viceministra de las TIC, María Carolina Hoyos.

Es por eso que antes de siquiera pensar en asignar operaciones en más espacio del espectro, fue necesario iniciar el estudio en el que se analizaron 1.440 MHz en ese campo que son candidatas para que en ellas operen servicios móviles. De esas ondas, 400 MHz ya fueron indicadas por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) como aptas para la operación móvil. De los otros 1.000 MHz, se analizó su viabilidad para que su uso pueda ser puesto en consideración ante la UIT en 2015 durante la Conferencia de Radio.

En este momento lo que se está identificando, antes de la Conferencia, es que las posibles operaciones en esas ondas del espectro no vayan a interferir con las de otros países. “En la Conferencia la idea es que lleguemos a un consenso de que nuestras telecomunicaciones no van a interferir con otras”, afirmó Luis Eduardo Peña, subdirector de Gestión y Planeación de la Agencia Nacional del Espectro. “Todo tiene que ser en conjunto: la UIT, asignar dónde se puede prestar el servicio de comunicaciones móviles y los operadores, desarrollar tecnología para las operaciones de esas comunicaciones en las nuevas bandas”, agregó.

Algunas de esas posibles futuras bandas están ocupadas actualmente. El estudio encontró qué comunicaciones estaban funcionando por qué banda y si ese uso era justificado. “Vimos, por ejemplo, que hay ‘vehículos pequeños’ transitando por ‘autopistas’ muy grandes”, explicó el ingeniero Peña. Con esa identificación ya terminada, el siguiente paso sería iniciar la migración de los servicios que están donde “no deberían”, costo que tendrán que asumir los operadores. El espectro que esté o quede libre podrá, entonces, con previo visto bueno de la comunidad internacional, ser asignado o reasignado para que el aprovechamiento sea óptimo.
 

Temas relacionados