De cómo Twitter y Facebook pueden influir en la política de Estados Unidos

En medio de la presión, Twitter reveló que, desde Rusia, a la compañía le pagaron 1823 tuits relacionados con las últimas elecciones de Estados Unidos que dejaron a Donald Trump como presidente.

AFP

Las redes sociales han estado sentadas en el banquillo de los acusados durante meses, desde que estalló el escándalo de la interferencia rusa en las últimas elecciones de Estados Unidos. La polémica empezó meses atrás, cuando salieron a la luz las reuniones que el exfiscal Jeff Sessions sostuvo con el embajador ruso en Washington, Sergey Kislyak.

El Congreso estadounidense, así como un procurador especial, investigan una posible injerencia rusa en la elección, lo que, incluso, podría poner en riesgo el puesto del presidente. “Russiagate”, lo han llamado.

Fue así cómo empezó a sonar en el ambiente que las redes sociales habían sido instrumentos para la propaganda política rusa. "No quiero que nadie utilice nuestras herramientas para socavar la democracia", dijo Mark Zuckerberg, para anunciar que cooperaría con el Congreso de Estados Unidos en la investigación, no sin antes declarar que no suele ser el patrón que Facebook revele contenidos que sus usuarios han compartido únicamente con ellas. 

(Le puede interesar: Si Trump cumple lo que dice su hija Ivanka podría ir a la cárcel).

Ahora, Twitter informó el jueves que el medio ruso Russia Today, acusado por Washington de haber querido influir en la elección presidencial de 2016, había financiado más 1.800 'tuits' promocionales el año pasado.

Russia Today (RT) "gastó 274.000 dólares en contenidos patrocinados en Estados Unidos en 2016", dijo Twitter este jueves en su blog oficial.

Las tres cuentas en Twitter de Russia Today "hicieron la promoción de 1.823 tuits dirigidos cierta o probablemente al mercado estadounidense. Esas campañas apuntaban a abonados de cuentas de medios tradicionales y esencialmente presentaron tuis relacionados a la actualidad", detalló el grupo con sede en San Francisco.

Facebook había revelado la detección de cuentas activadas desde Rusia que habrían servido para publicar mensajes de carácter político a través de la compra de espacios publicitarios en esa red social.

Bajo presión, Facebook indicó la semana pasada que suministraría al Congreso estadounidense el contenido de esos mensajes.

Twitter dijo haber compartido estas informaciones con las comisiones investigadoras del Senado y la Cámara de Representantes, que escucharon a uno de sus enviados el jueves.

Moscú ha negado reiteradamente haber intentado influir en el proceso electoral estadounidense.