Deezer suena a cumbia

El más grande de la música en ‘streaming’ aterriza formalmente en Colombia, donde ya tuvo un crecimiento del 400%. Abre operaciones en Bogotá para expandirse hacia el resto de Latinoamérica.

Daniel Santamaría, gerente de Mercadeo de Deezer para la Región Andina y Centroamérica. / Óscar Pérez.

Los pocos que pudieron disfrutar de los más de 30 millones de canciones que tenía la biblioteca virtual de Deezer en Colombia, fueron los suscriptores de Tigo, el operador de telefonía móvil, que ofreció la plataforma musical más afamada del mundo precargada en sus teléfonos móviles.

Luego apareció la aplicación en las distintas tiendas de las fabricantes de equipos de tecnología y se fue volviendo masiva. Unos la usaban en su computador y otros en su tableta. Deezer empezó a ser famosa. Sonó y sonó hasta que, un año después de entrar al país por medio de terceros, registró un crecimiento del 400%. Ese fue, ni más ni menos, el argumento de peso que tuvieron sus creadores en Francia para venir al país, abrir una oficina comercial y expandir el negocio por todo Latinoamérica. Todo desde Bogotá.

“Llegamos a Colombia porque vamos a desarrollar catálogo local y de esta forma la música de este país estará en la plataforma de la marca. Vamos a estrechar lazos con las disqueras, con los músicos y con todos aquellos que tienen que ver con la industria. Además, vamos a desarrollar alianzas globales que tenemos, pero en este caso a nivel país, por ejemplo, con compañías como Samsung, jugadores para quienes es importante la música. También empezamos a invertir, ya sea en publicidad, en pagos a disqueras, en capital humano. Y vamos a hacer un trabajo fuerte para que la gente conozca la marca”, cuenta Daniel Santamaría, gerente de Mercadeo para la Región Andina y Centroamérica de Deezer.

Una compañía que suena fuerte. El crecimiento global de Deezer en un año fue de 2,5 millones de usuarios a 5 millones, que pagaban una suscripción. Ahora, después de llevar seis años en el mercado, tienen 12 millones de usuarios activos, 5 millones de suscriptores, 180 países que los reproducen y crecimientos anualizados que superan el 100% en el mundo.

“La música digital aporta el 50% del total de la industria y la que se mueve vía streaming registra el 15% de ese monto. A nivel global, Colombia está en el top 5 de crecimiento para la compañía: México, Brasil, Inglaterra, Francia y sigue este país”, cuenta Rafaela Furtado, Desarrolladora de Negocios para Latinoamérica de Deezer. Y agrega que desde Bogotá se está trazando la estrategia para entrar en Perú, Ecuador, Chile, Paraguay y Bolivia.

Y para sumar al negocio, las docenas de estudios globales en consumo de música que han hecho los llevaron a concluir que “el colombiano es adicto a la música. Consume entre 4 y 6 horas al día, cuando el promedio global son 2. Hay una penetración fuerte de internet y la venta de teléfonos inteligentes apalanca este negocio. Y, además, hoy se tiene una cultura nueva. Hubo una generación perdida con la piratería. Ahora la gente está dispuesta a pagar por la música”, detalla Santamaría.

ebohorquez@elespectador.com

@EdwinBohorquezA

Temas relacionados