¿Para dónde va Yahoo?

Ante el despido de Carol Bartz como gerente de la empresa, vuelven a sonar rumores de venta de uno de los portales más grandes en la red.

Una vez más, Yahoo se ha quedado sin CEO. Ayer en la tarde, Carol Bartz, la ejecutiva líder de la compañía, fue despedida de su cargo por el presidente de la junta directiva, quien tuvo la delicadeza de informarle de la decisión en una llamada telefónica. Bartz es la cuarta CEO que la compañía ha tenido en los últimos cuatro años, cuya junta ha despedido incluso a uno de los fundadores, Jerry Yang (el antecesor de Bartz).

La noticia, primero reportada por Kara Swisher, bloguera de tecnología de The Wall Street Journal, ayudó a que la acción de Yahoo ganara un 6,3%, algo que no se vio durante los 18 meses que duró Bartz al frente de la compañía, hecho que sería una de las razones que llevaron al despido de la ejecutiva.

La misión de Bartz al llegar a la empresa, uno de los baluartes de la red (al menos hace algún tiempo), era de la recortar gastos y recuperar las ganancias en publicidad en línea, la mayor fuente de ingresos de la compañía. El problema es que ese dinero nunca llegó y, al parecer, tomó la ruta que conduce hacia Google y Facebook, los dos negocios que han hecho de Yahoo una cosa que parece del pasado. Apenas hace unos meses, el presidente de la junta directiva, Roy Bostock (encargado de comunicarle a Bartz su despido) había elogiado la labor de la ejecutiva al frente de la compañía en una reunión con los demás miembros de la junta.

¿Qué es Yahoo? ¿Un buscador?: superado por Google. ¿Un creador de contenido?: AOL parece estar haciéndolo mejor en este campo, más aún con su adquisición del sitio de blogs The Huffington Post. ¿Un portal de redes sociales (que incluye sitios como Flickr)?: Facebook es el paradigma reinante en sociabilidad y se encuentra cerca de llegar a los 700 millones de usuarios. Responder esta pregunta es, quizá, la cuestión fundamental para una compañía que aún ostenta 600 millones de visitas únicas a sus servicios, que incluyen todas las categorías anteriores, pero sin un énfasis particular en ninguna.

En los últimos años, al menos los cuatro que han pasado bajo el mando de cuatro CEO diferentes, la compañía ha fallado en ofrecer nuevos servicios o líneas de negocios, mientras sus competidores no sólo han aumentado su tajada de publicidad en línea, sino que han creado nuevas divisiones en campos como telefonía celular (el sistema operativo Android para plataformas móviles, de Google).

Si bien Yahoo aún ostenta una cantidad masiva de tráfico a sus sitios, estas visitas no se han traducido en ganancias para la empresa. De acuerdo con cifras de la compañía eMarketer, citadas por The New York Times, la participación de la compañía en publicidad en línea en Estados Unidos bajará a 13.1% este año (14,4 en 2010). Google pasó de dominar el 38,9% de este mercado el año pasado al 43,5% en 2011, según las estadísticas de la misma empresa de análisis.

Si se han de creer los rumores reportados por The Wall Street Journal, que cita una fuente adentro de la empresa, Yahoo estaría en busca de un socio estratégico al cual venderle la compañía.

No sería la primera vez que se habla de una transacción semejante. En 2008, Microsoft (que actualmente paga por alimentar el motor de búsqueda de Yahoo con su propia sabor de buscador, Bing) ofreció US$44 billones para realizar esta compra, algo así como US$33 por acción. En su momento, y bajo el liderazgo del cofundador, Jerry Yang, Yahoo rechazó la oferta argumentando que el precio que ofrecía el fabricante de software era muy bajo y que su empresa veía grandes oportunidades de negocio que harían que su valuación creciera enormemente.

En esas llegó la crisis económica de 2008 y las oportunidades de negocio mencionadas por Yang se desvanecieron, así como también lo hizo el negocio con Microsoft. Yang fue despedido del cargo de CEO y bueno, el resto ya es historia.

Después de la noticia del despido de Bartz, quien se lo comunicó a toda la compañía en un escueto correo enviado desde su iPad, fue anunciado que Tim Morse, el ejecutivo a cargo de las finanzas de la empresa (y quien llegó a la misma de la mano de Bartz) tomaría las riendas por el momento. Aún no se divisa un CEO nombrado en propiedad.

Temas relacionados