Ante el ataque contra Yahoo, sepa cómo puede proteger sus datos

El robo de información personal de esta compañía comprometió a más de 1.000 millones de usuarios, que en algunos casos utilizan sus cuentas en esta empresa para registrarse en otros servicios en línea.

EFE

El ataque digital contra Yahoo es, quizá, el mayor robo de datos personales en la historia de las compañías de internet. Aunque fue revelado esta semana, la penetración de la seguridad de la compañía ocurrió en 2013.

La empresa ha dicho que “cree que un tercero no autorizado robó en agosto de 2013 información relacionada con más de 1.000 millones de cuentas de usuarios” y se encuentra notificando a los usuarios cuyos datos personales pudieron haberse visto comprometidos en el ataque.

Yahoo asegura que, entre los datos robados, no hay información de pago (números de tarjetas de crédito, por ejemplo), pero sí contraseñas y preguntas de seguridad.

Esto resulta alarmante no sólo por la escala del ataque, que no tiene precedentes, sino porque es una práctica común que muchos usuarios se registren en nuevos servicios y plataformas utilizando sus cuentas de Yahoo, Gmail o Facebook, por ejemplo.

Entonces, si usted es uno de estos usuarios, que utiliza su perfil de Yahoo para acceder a otros servicios, conserve la calma, pero ponga en marcha estos pasos de inmediato.

  • Lo primero es cambiar la contraseña de su cuenta de Yahoo y, de ser posible, desvincular la cuenta de los servicios en los que haya iniciado sesión con ella. Además de esto, es más que recomendable que cambie las contraseñas de las plataformas que puedan tener alguna vinculación con Yahoo, particularmente si en éstas hay datos financieros suyos.
  • Lo segundo, que tiene mucha relación con lo primero, es no repetir contraseñas para distintos servicios. Una de las prácticas más comunes en estos casos es que un atacante que ha obtenido una contraseña la pruebe en otros servicios y, como en muchas ocasiones es la misma, ya no sólo tiene acceso a Yahoo, sino a muchas otras plataformas.
  • Recordar contraseñas es una pesadilla. Todos lo sabemos. Pero lo bueno es que no tiene que hacerlo. Puede utilizar aplicaciones que manejan las contraseñas por usted, como LastPass, Keepass o 1Password, por mencionar algunos de los más populares. Estos productos generan una contraseña maestra con la cual usted puede acceder a la base de datos de todas sus demás contraseñas, que son creadas aleatoriamente por estos servicios y suelen ser suficientemente robustas.
  • Una contraseña fuerte es apenas una capa de seguridad. Lo ideal es activar la notificación de dos pasos en todos los lugares que la ofrezcan. Lo positivo es que cada vez son más y va camino a convertirse en una práctica estándar para toda la industria ¿Por qué es importante esto? Porque cada vez que usted entre a un servicio, usualmente desde un computador o dispositivo nuevo, le será enviado un código único a su celular a través de mensaje de texto. Y sin este código no se puede acceder a la cuenta, claramente.