El "Google" del porno

Un buscador especializado en XXX.

El nuevo buscador proporciona privacidad y discreción al usuario.
El nuevo buscador proporciona privacidad y discreción al usuario.

En estos tiempos, cuando la palabra mojigatería prácticamente salió del argot callejero internacional no por falta de valores, sino por una cuestión de globalización de mentes, creencias y por la aceptación de lo que antes era tabú, la libertad llega a su nivel más pleno y se traslada a todas las esferas de la vida diaria, pasando incluso por aquella intersección que une a la sexualidad con la tecnología.

La búsqueda de porno en internet dejó de ser una práctica aberrante y mal vista, al punto que navegar para encontrar una escena sexual es tan normal como hacerlo para reservar un restaurante para la cena. Por esta razón, y para evitar que los interesados en el tema continúen siendo víctimas de virus y spam, se ha lanzado un buscador especializado en todo lo que al contenido triple X respecta.

La experiencia, llamada Search.xxx, ofrece una pantalla libre de anuncios comerciales y, lo más importante, es que asegura resultados sin virus, ya que cuenta con la certificación de McAfee. Esta es una invención de ICM Registry, empresa estadounidense que administra varios dominios pornográficos.

Según Stuart Lawley, consejero delegado de IC, la seguridad de los usuarios era un asunto prioritario, pues los motores de búsqueda de pornografía estaban colmados de publicidad y amenazas. La nueva opción brinda privacidad, protección y fiabilidad sin avisos, videos ni propagandas publicitarias.

Además, cuenta con más de 21 millones de páginas de contenido, con varios idiomas, en las que se pueden encontrar distintos fetiches para las múltiples orientaciones sexuales que existen. Quienes se inician en el buscador, o incluso en la sexualidad por internet, pueden asesorarse a través de una columna que se encuentra al lado derecho de la página, en la cual se sugieren temas e ideas.

Para evitar el acceso de los menores de edad, el sitio dispone de una etiqueta de Family Safety electrónica de MetaCert, que facilita a las organizaciones y los padres ajustar la configuración del navegador para restringir y marcar como contenido para adultos las entradas a estas páginas.

Según Lawley, Search.xxx responde a una necesidad dejada de lado por Google, ya que la firma decidió eliminar de sus resultados la pornografía.

Temas relacionados

 

últimas noticias