El lunes de las compras en línea

El sector de comercio electrónico, que viene creciendo a tasas anuales de 50%, se prepara para la jornada de ofertas del Cyberlunes.

Varios compradores tienen reservada en sus agendas las madrugada del próximo lunes 17 de junio. Será la hora más propicia para que salten a la red en busca de las ofertas y los descuentos que traerá el Cyberlunes, la segunda jornada de compras promovida por la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico para que los consumidores adquieran desde su computador todo lo que necesitan.

En la primera versión, realizada en noviembre de 2012, los organizadores registraron 56.934 transacciones aprobadas, todo un récord en su momento. De acuerdo con el comportamiento de los usuarios, los primeros 10.000 visitantes se lograron entre las 12:00 y las 2:00 a.m. de ese día, y las compras se dispararon entre 8:00 y 10:00 de la mañana, tan pronto se inició la jornada laboral.

En esta ocasión se espera que aquellos registros sean mucho más abultados. En especial, porque el mercado ha crecido a pasos acelerados: según cifras oficiales, en 2012 los colombianos compraron US$2.000 millones a través de medios electrónicos, con un promedio diario de 25.000 transacciones aprobadas. Números que, a fin de cuentas, siguen siendo modestos.

“En mayo registramos 650.000 transacciones aprobadas al mes, que es el récord histórico en este momento. Por eso esperamos alcanzar las 80.000 transacciones el próximo lunes”, dice José Fernando Vélez, gerente general de Pagos Online, el principal procesador de pagos en el país. Se estima que del total de compras de 2012, el 80% se destinó a la compra de tiquetes aéreos, seguido por las ofertas lideradas por Groupon y por sitios especializados como Dafiti (zapatos y moda), Linio (tienda virtual), Éxito y Falabella (sector retail).

A diferencia de otros sectores económicos, que sufren el vaivén de los precios internacionales y la salida de capitales, las cifras del comercio electrónico son robustas. La industria ha venido expandiéndose a tasas anuales del 50% en el último lustro y su potencial es aún mayor. Según un estudio de la firma Buscapé, la participación del sector retail en las transacciones apenas llega a 0,2%, una de las más bajas de la región frente al 0,7% de México o el 3,5% de Brasil.

“Los consumidores ya superaron el temor al canal de pago en línea, gracias a las tiqueteras como Groupon, porque sus primeros pagos fueron montos muy pequeños. El nuevo temor está centrado en el producto: en el tiempo de entrega, la calidad y el cumplimiento”, señala Vélez. Su firma ha redoblado los turnos de trabajo y reorganizado sus funciones de cara a un día en que los pagos electrónicos prometen desbordarse.