16 Jun 2021 - 4:18 p. m.

El mercado de la tecnología, en clave de COVID-19

Segmentos que iban en declive, como los PC de escritorio, y otros más especializados, como los computadores para jugar, han experimentado crecimientos inusitados de la mano de los cambios entre vida laboral y familiar. Hablamos con Nicolás Canovas, general manager de AMD para Sudamérica de habla hispana, para entender más sobre estas transformaciones.

Con facilidad, 2020 pasará a la historia como uno de los años más extraños en los tiempos modernos. Todo en él es raro y atípico, por decir lo menos. Y estas dos características también se han trasladado a pedazos del mercado de tecnología, en el que hasta antes del COVID-19 había renglones de dispositivos con consumos moderados y orientados hacia usuarios corporativos, pero que hoy están viviendo una explosión en segmentos que habían casi que prescindido totalmente de ellos.

“La PC encontró su lugar y eso hizo que hubiera un rebote en el mercado. En 2011 había sido el pico de los computadores de escritorio, pero esto empezó a caer porque apareció con mucha fuerza la notebook, la tablet y la netbook, esta última quedó en medio del camino. Lo que pasó ahora es que cada producto fue encontrando su lugar. Hoy en los hogares hay notebook, claro, pero el PC ha reclamado su lugar como centro del entretenimiento”, cuenta Nicolás Canovas, general manager de AMD para Sudamérica de habla hispana.

AMD es uno de los mayores fabricantes de procesadores en el mundo y al ser parte esencial del ecosistema de tecnología lo que diga sirve, de cierta forma, para tomarle la temperatura a cómo va el consumo y la demanda en estos renglones.

Otras noticias tecnológicas de hoy: Facebook lanza herramienta en Colombia para facilitar la donación de sangre

Si bien la pandemia trajo una de las peores crisis económicas a escala global, que le ha pegado a prácticamente todos los sectores de la producción, también supuso oportunidades de negocio para renglones como los fabricantes de tecnología. Tanto así que el problema no fue la baja de ventas, sino poder satisfacer las compras de los usuarios. “La demanda ha ido creciendo mucho más de lo que podíamos suplir, pero esta situación ha ido mejorando mucho”, admite Canovas.

Para 2020, las ventas de semiconductores llegaron a US$439.000 millones, un aumento de 6,5 % frente a los números registrados en 2019 (US$412.300 millones), de acuerdo con la SIA, gremio global de los fabricantes de esta tecnología. El aumento se explica como efecto colateral del COVID-19: las necesidades de la vida remota dispararon la demanda de todo tipo de aparatos electrónicos (desde portátiles y celulares, hasta las olvidadas impresoras de casa, por poner ejemplos).

Y este incremento se dio en medio de problemas de producción en todo el mundo por cuenta de las restricciones para mitigar el avance de la pandemia, que pegó primero en varios países de Asia, en donde se concentra una porción importante de la fabricación de estos dispositivos.

Según cifras globales de AMD, los problemas para ir a ritmo con la demanda bien podrían adentrarse en el segundo semestre de este año.

Este interés por la tecnología se siente prácticamente en todos los rincones del mercado. Canovas explica que, durante la pandemia, crecieron los renglones de consumo masivo, pero también en pequeña y mediana empresa, así como los computadores de escritorio. Y una parte de este último renglón va de la mano con un interés por los videojuegos. “El gaming es una porción del entretenimiento al estar en casa y hace parte de una industria que creció muchísimo en la pandemia”.

El apetito por los videojuegos impulsó el crecimiento de esa industria a ritmo de casi 10 % durante 2020, de acuerdo con los datos de la consultora Newzoo, especializada en gaming y deportes electrónicos. Se estima que hoy en día hay más de 2.700 millones de jugadores a nivel global.

Canovas explica que, de la mano del gaming, pero también de las necesidades de estudiar y trabajar desde la casa, las configuraciones de los computadores han ido subiendo. En otras palabras, el usuario está demandando mejores máquinas, lo que ayuda a impulsar la tesis del regreso del PC al ecosistema de entretenimiento en casa, un lugar que había cedido en buena parte a otros dispositivos. “En Colombia, nuestro mix de productos es 90 % la línea Ryzen, que son procesadores de gama media y alta”, dice Canovas.

A nivel Latinoamérica, Canovas cuenta que en “un país como Chile la PC de escritorio está muy enfocada en movilidad, pero hay mercados en donde la PC de escritorio es muy fuerte. En Colombia hay un buen balance entre ambos mercados. Por ejemplo, Chile tuvo un incremento increíble de la notebook gamer, que prácticamente no representaba nada, pero en pandemia creció dramáticamente su participación, aunque sin eclipsar los otros volúmenes de ventas. En países como Chile, Perú y Colombia, la PC de alta gama ha registrado crecimiento”.

Le puede interesar: San Pablo, la vereda que se conecta a internet sin ayuda de operadores

Hacia el futuro, con los avances en vacunación en la región (liderada por Chile) y el regreso a las oficinas (que se hará parcialmente, cuando menos), Canovas espera que la demanda actual por tecnología continuará “porque va a haber una gran cantidad de trabajo híbrido: la pandemia demostró que hay muchas cosas que se pueden hacer sin tener que estar yendo a la oficina todos los días”. El ejecutivo asegura que en Latinoamérica aún hay una oportunidad grande de crecer en segmentos como los notebooks y, en ese sentido, la demanda va a seguir muy fuerte.

Comparte: