Esta plataforma busca combatir la censura en redes sociales

Online Censorship es una plataforma para ayudar a los usuarios cuyo contenido es retirado de las redes sociales. El sitio, que estrena una versión en español, busca entender por qué y cómo es que suceden estos casos, así como mejorar la transparencia de las empresas.

Bloomberg

Rupi Kaur saltó a la fama, casi literalmente, de la noche a la mañana. Esta artista, de origen indio, pero residente en Canadá, dibuja, pinta, escribe.  Su obra más conocida es una serie de fotografías alusivas a la menstruación publicadas en 2015.

Aunque no son imágenes de gran factura, la inquietud de Kaur era probar cómo reacciona la audiencia ante ciertas piezas de arte puestas en diferentes contextos, como parte de un proyecto estudiantil. Algunas de las fotos, sin contenido explícito de desnudos, las subió a Instagram, de donde fueron removidas por la red social. Las subió una segunda vez y, de nuevo, la empresa las volvió a dar de baja.

¿Cómo es que Instagram remueve imágenes que no violan nada en realidad, pero a la vez aloja contenido sexualmente violento?”, dijo Kaur en uno de los cientos de reportajes que se hicieron sobre su caso después de la segunda censura. Eventualmente, las fotos fueron admitidas de nuevo en la red social; su descarga fue clasificada como un error.

Poco antes de esto, una organización sin ánimos de lucro dedicada a promover el sexo seguro en Estados Unidos tuvo un episodio similar, aunque en su caso fue con Twitter. Como parte de su campaña pública, la institución lanzó una cuenta de Twitter en la que se publicaban mensajes como: “Si piensas que los condones no son para ti, puede que no hayas encontrado el correcto aún. Mira lo bien que se puede sentir el sexo seguro”; el mensaje llevaba a una página con más información al respecto.

Si bien la información sobre salud sexual y reproductiva no está prohibida en la plataforma, lo que sí lo está es la información sexual. O sea: hablemos de sexo seguro, pero sin hablar de sexo. El mensaje fue marcado como inapropiado en la red social debido a su vinculación con un sitio de contenido sexual.

Estos dos son apenas algunos de los casos en los que las compañías de internet terminan ejerciendo un rol que ciertamente les puede resultar incómodo, pero que a muchos otros les parece inadecuado. En pocas palabras, una empresa de tecnología termina decidiendo asuntos de información, política y moralidad y, en varias ocasiones, pareciera que no toma las mejores decisiones. (Lea "La nueva realidad que traen Facebook Live y Periscope")

En 2011, la Electronic Frontier Foundation (EFF), en conjunto con Visualizing Impact, lanzaron el sitio Online Censorship, que busca ayudar a los usuarios que sufren este tipo de acciones, así como entender mejor en qué contexto y por qué suceden estos hechos. El sitio publicpo esta semana una versión en español, la primera edición localizada de esta plataforma.

“Las controversias sobre la eliminación de contenido parecen estallar cada pocas semanas, con usuarios quejándose de censura contra el discurso político, desnudez, contenido LGBT, y muchos otros temas. El apasionado debate en estas eliminaciones revela un problema mayor: los sitios de medios sociales tienen un enorme impacto en la esfera pública, pero son, en última instancia, propiedad privada de las empresas. Cada compañía tiene sus propias reglas y sistemas de gobierno que controlan el contenido de los usuarios, al tiempo que proporcionan poca transparencia sobre cómo se toman estas decisiones”, según Kim Carlson, coordinadora internacional de EFF.

Como lo señala Carlson, este no es un asunto de poca monta, pues las redes sociales son un lugar fundamental en debates políticos, morales, nacionales, internacionales, locales, artísticos, estéticos: para desgracia de algunos, para dicha de otros, son un punto de contacto esencial en la discusión y diseminación del discurso, sea el que sea.

Por eso es importante saber cómo y bajo qué parámetros estas empresas deciden que una pieza de contenido debe ser removida. ¿Son claras las reglas de juego? ¿Cómo puede protestar el usuario? ¿Estamos hablando de censura?

“La idea de Onlinecensorship.org nació en 2011, cuando Facebook eliminó un enlace publicado por la popular banda Coldplay. El enlace, considerado "abusivo" por la red social, era una canción de protesta alusiva a la libertad palestina, un problema por el que las llamadas de manipulación y censura por parte de los medios de comunicación son frecuentes”, escribió Jillian C. York, directora internacional de libertad de expresión de EFF.

En su más reciente informe, Online Censorship registró 161 casos, provenientes de 26 países, en 11 idiomas. La desnudez y la falsificación de identidad fueron las razones que más recibieron los usuarios cuando su contenido fue removido. Facebook fue la plataforma más reportada por la gente. El documento analiza datos recopilados entre noviembre de 2015 y marzo de este año.

La investigación señala que apelar las decisiones de las redes sociales es uno de los aspectos más problemáticos para la gente. “La mayoría de los usuarios (53%) no apeló la remoción de su contenido. El 50% de estos dijeron que no sabían cómo y 41.9% aseguró que no esperaban una respuesta de la empresa. En sólo cuatro casos el contenido fue restaurado, mientras que en 50 los usuarios no recibieron una respuesta”.