Europa busca blindarse del espionaje de Estados Unidos

La canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés François Hollande discuten la propuesta de crear una red de comunicación europea.

Tras el escándalo desatado por Edward Snowden muchos países han decidido tomar medidas para evitar que la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) tenga acceso a la información que se envía por internet. Uno de los países que más ha presionado para ello ha sido Alemania.

Dado que los esfuerzos de Alemania por llegar a un acuerdo anti espionaje con el país norteamericano han fallado, no es la primera vez que se habla de esta idea, en principio se había hablado de buscar que los datos alemanes solo circularan dentro del país.

Sin embargo el pasado sábado la canciller Angela Merkel anunció que planea reunirse el próximo miércoles con el presidente francés François Hollande para discutir la creación de una red de comunicación europea que mantenga el tráfico de información alejado de los servidores de Estados Unidos.

“Sobretodo conversaremos sobre proveedores europeos que ofrezcan seguridad para nuestros ciudadanos, para que no sea necesario enviar emails y otra información a través del Atlantico. En su lugar, podríamos construir una red de comunicaciones dentro de Europa” afirmó Merkel, a lo que agregó que “Hablaremos con Francia acerca de cómo podemos mantener un alto nivel de protección de información”

Tras los reportes de vigilancia masiva por Internet y el posterior descubrimiento de que la NSA estaba monitoreando el celular de Merkel, Alemania es uno de los países que más ha presionado por una mayor protección de los datos.

Al respecto el gobierno francés confirmó que los dos países si han estado discutiendo el tema y que están de acuerdo con las propuestas de Merkel. “Ahora que el gobierno Alemán está formado, es importante que tomemos esta iniciativa juntos” afirmó un oficial de la oficina de Hollande.

Otro país que ha mostrado su interés en cerrar su tráfico de datos para Estados Unidos es Brasil. Aunque este tipo de iniciativas puedan resultar efectivas en materia de seguridad, preocupa que la creación de distintas redes separadas atente contra la globalidad libre de fronteras, uno de los principios básicos de internet.