Francia quiere que Google inicie negociaciones con editores de prensa

Google amenaza con no referenciar los periódicos franceses si se aprobara tal impuesto.

El presidente francés, François Hollande, expresó el lunes su deseo de que se inicien "rápidamente" negociaciones entre Google y los editores de prensa, añadiendo que de no prosperar, podría establecerse una ley, si fuese "necesario", para hacer pagar un impuesto al motor de búsqueda estadounidese.

Tras recibir al presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, Hollande indicó en un comunicado que "desea que se inicien rápidamente negociaciones y que sean conclusivas de aquí a fin de año entre Google y los editores de prensa".

"Subrayó que el diálogo y la negociación entre socios le parece la mejor vía, pero que si es necesario, una ley podría intervenir en este asunto".

Schmidt, quien se encontró con el jefe de Estado francés tres cuartos de hora, salió del palacio del Elíseo poco antes de las 18H00 sin dar declaraciones. El patio de entrada del Elíseo fue cerrado para los medios de prensa.

Italianos y alemanes hacen causa común con los franceses en el reclamo de la instauración de un impuesto destinado a los medios de prensa, al considerar que son sus contenidos los que atraen a los usuarios del gigante de la red, permitiéndole importantes ingresos publicitarios.

Google replica que dirige 4.000 millones de clics mensuales hacia los editores del mundo.

"La actitud europea nos permite no estar desarmados ante Google. No hay que considerar que todos los combates están perdidos frente a las grandes empresas digitales", declaró el lunes a la emisora France Inter la ministra francesa de Cultura y Comunicación, Aurélie Filippetti, favorable a la reivindicación de los editores de prensa.

Es "normal que los grandes sitios agregadores participen en la financiación de la prensa", sostuvo la ministra, quien se reunió también este lunes con Schmidt.

El proyecto francés prevé una redistribución que se asemeja a un pago de derechos de autor por la utilización indirecta de contenidos.

Un proyecto de ley similar fue adoptado por el gobierno alemán a fines de agosto pasado, pero su adopción por el Parlamento no es segura, dado que la izquierda se opone al mismo.

Ante las reivindicaciones de la prensa, Google amenaza con no referenciar los periódicos franceses si se aprobara tal impuesto.

La firma tuvo ya enfrentamientos similares con otros países.

El año pasado, Google cesó de referenciar los portales belgas durante tres días en represalia por las demandas de retribución de los editores, que ganaron un recurso judicial. La firma sólo volvió a referenciarlos cuando los editores renunciaron a sus reivindicaciones.

Y en Brasil, los 154 miembros de la Asociación Nacional de Periódicos ratificaron este mes la decisión tomada el año pasado de salir de Google Noticias después de que la firma rehusara pagarles.