Game over a la violencia

Las mejores propuestas de videojuegos no violentos recibirán $90 millones para su financiación.

Ítalo Capasso, uno de los desarrolladores de Wooly. / MinTic.

¿Se ha sorprendido alguna vez por la cantidad de balas que vuelan y sangre que corre en una forma de entretenimiento como los videojuegos? Pues más de 81 desarrolladores de juegos electrónicos en el país, conscientes de esa realidad, se dieron a la tarea de pensar cómo divertirse sin tener que ir liquidando a los demás.

En el marco de Colombia 3.0, este miércoles el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Telecomunicaciones (MinTic) premió en el evento Cambio de Juego a las mejores 11 propuestas de entretenimiento digital que promuevan conductas pacíficas. A cada ganador se le entregarán $90 millones para que culmine el proceso de desarrollo de su proyecto o empiece a trabajar en la difusión.

El objetivo es que, más adelante, los productos estén contenidos en los dispositivos digitales que entrega el gobierno. “Vamos a trabajar de la mano con Computadores para Educar y con el Ministerio de Educación para incluir estos videojuegos en las tabletas que estamos entregando dentro del programa Tabletas para Educar”, dijo Juan Sebastián Sandino, gerente de Contenidos del MinTic.

Desde diferentes sectores como la academia, los desarrolladores e instituciones como la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), hay consenso en que es necesario apoyar la industria de videojuegos nacionales, que empezó a tomar forma desde el 2007. Según cifras de la CCB, actualmente hay 70 desarrolladores colombianos de juegos electrónicos disponibles en físico para consolas y para tiendas virtuales como Google Play y App Store.

“Yo definiría la industria de videojuegos en Colombia como ‘pujante’”, dijo Juan Felipe Cristancho, uno de los ganadores de Cambio de Juego. Actualmente, se calcula que este negocio factura alrededor de US$4 millones anuales. Según la CCB, además, el 60% de los productos se realizan en Bogotá.

Durante el evento, el ministro TIC, Diego Molano, recordó que en el desarrollo del Plan Vive Digital se han creado 2,5 millones de empleos como producto de la promoción de infraestructura y tecnología.

La convocatoria de Cambio de Juego estuvo dirigida a MyPymes de todo el territorio nacional que desarrollen videojuegos. En total, se recibieron 231 proyectos, pero, según dijo Sandino, el requisito mínimo era haber avanzado, por lo menos, en un prototipo. Por esa razón solo 81 propuestas fueron aprobadas inicialmente, de las cuales se escogieron 13 y, finalmente, los 11 ganadores, anunciados hoy.

Los premiados fueron Shamanimals, un multijugador que promueve el trabajo en equipo y el respeto por la diversidad; Kindery, drigido a niños entre 3 y 5 años y que pretende enseñarles cómo manejar sus emociones y El Pacto, que promueve el compañerismo a través de un juego geométrico con círculos, símbolo de la unidad.

Yipao, otro de los ganadores, cuenta la historia de un jeep típico del eje cafetero que soñaba con ser un Ferrari. Conforme avanza el juego, se da cuenta de lo grato que es trabajar por su país. Adiós a las Armas, por su parte, es un juego dirigido a personas adultas y pretende que se generen estrategias para un proceso de paz simulado.

Wooly, que también se llevó el premio, trata de una oveja negra que reconstruye su entorno y que busca romper estereotipos basados en la apariencia. Estuvo también Matilde, un juego que enseña ortografía; Tik y Tok, que trata sobre la resolución de problemas. Igualmente ganaron Letras, que promueve la lectura; Villa Garabato, que enseña sobre cooperación a través de acertijos, e Insectombia, sobre insectos que trabajan por el bienestar colectivo.

Los jurados fueron Enrique Fuentes y Luis Zambrano, de NDi Teravision, y Pablo Figueroa de la Universidad de los Andes.

 

 

507669

2014-07-31T08:45:53-05:00

article

2014-07-31T09:00:44-05:00

ee-admin

none

Maria Alejandra Medina Cartagena

Tecnología

Game over a la violencia

24

3844

3868