¿Google nos induce a utilizar sus aplicaciones?

Luego de recibir una histórica multa, que ronda los 5.000 millones de euros, por privilegiar sus aplicaciones en teléfonos que utilizan un sistema operativo Android, el gigante tecnológico se defiende de tales acusaciones, mientras que otros celebran la sanción.

Pixabay

Este miércoles, la Comisión Europea dio a conocer la sanción que emprendió en contra de la empresa tecnológica Google. Una multa de 4.300 millones de euros, casi 14.5 billones de pesos colombianos, es lo que determinó dicha organización al considerar que el motor de búsqueda participa en acciones anticompetitivas al privilegiar sus propias aplicaciones en teléfonos inteligentes que tienen un sistema operativo Android.

Lea también: La UE impondrá multa récord a Google

En resumidas palabras se dice que Google, al preinstalar aplicaciones como su buscador en los dispositivos móviles, está tomando una ventaja ‘injusta’ ante sus competidores al brindar la solución antes de que el consumidor final la elija.

En su defensa aseguró, mediante un comunicado, que si el usuario del teléfono quiere reemplazar las aplicaciones precargadas por otras de su elección lo pueden hacer desinstalándolas o desactivándolas.

“Hoy, gracias a Android, un teléfono típico puede venir precargado con hasta 40 aplicaciones de múltiples desarrolladores, no sólo de la compañía a la que se le compra el teléfono. Si se quieren otras – o navegadores o motores de búsqueda – en lugar de las precargadas, se pueden desactivar o eliminar fácilmente y elegir una diferente, incluyendo soluciones de algunos de los 1,6 millones de europeos que se ganan la vida desarrollándolas”, afirmó la empresa.

Según Google, el fallo de la comisión ignora el hecho de que los teléfonos Android compiten con los iOS y que dicho sistema operativo se ha convertido en la elección de miles de fabricantes de teléfonos en todo el mundo.

Por su parte, la Organización Europea de Consumidores (BEUC) celebró el fallo de la organización al argumentar que las personas “deberían poder elegir entre un amplio rango de productos en lugar de estar confiados a un puñado de actores en el mercado”, citó la agencia de noticias EFE.

"El que Android sea de ayuda para los desarrolladores de aplicaciones o que muchos consumidores disfruten de atractivos servicios no justifica un abuso de poder en el mercado", mencionó la misma agencia las palabras dichas por la directora general de la organización de consumidores, Monique Goyens.

Fabricantes como Kalley, marca tecnológica colombiana presente en el mercado de los smartphones, concuerda con Google al decir que el gigante tecnológico no obliga a los usuarios a utilizar los servicios ya que los dispositivos ofrecen la libertad de instalar las aplicaciones que el consumidor final prefiera.

Le puede interesar: ¿Por qué Colombia no fabrica sus propios celulares?

Julián Orozco, gerente de producto de Kalley, asegura que el fallo de la comisión obedece a unas presiones empresariales de grupos europeos que no quieren que una empresa estadounidense se lucre significativamente en el negocio del cual Google es partícipe. Este profesional además estima que el caso no termina aquí, ya que muy seguramente la tecnológica peleará para revertir la medida.

En el eventual escenario, en el que Google no logre ganar el pulso, puede que se repita lo que hoy recordó la BBC en el caso de Rusia. En dicho país los usuarios tuvieron de entrada, con el cambio que busca la Comisión Europea, la posibilidad de elegir entre tres motores de búsqueda para instalar en sus dispositivos: Google, Mail.ru y Yandex. Este último, pasó de tener una participación del 34% para consolidar una del 46%.

Según el fallo, Google tiene un plazo de 90 días para poner fin a la conducta que se le acusa, si no lo hace podría enfrentar pagos de multas de hasta el 5% de su facturación mundial diaria por medio de Alphabet, la empresa matriz de Google.