Hombres y mujeres gastan lo mismo en las mismas cosas, así no lo crea

Según datos de Bankity, los gastos de usuarios de la aplicación en ambos géneros son casi iguales en prácticamente todos los sectores.

iStock

Bankity es una aplicación desarrollada en Colombia que permite llevar una cuenta de los gastos electrónicos de una persona de forma automática. La app se conecta automáticamente con las notificaciones que el usuario recibe de su banco y así proporciona un panorama de sus finanzas, a partir de los pagos hechos con dinero electrónico.

La app, que  superó recientemente las 70.000 descargas y los dos millones de transacciones registradas a través del producto, pretende ayudar a mejorar las finanzas personales de sus usuarios ofreciéndoles un análisis en tiempo real de cómo van sus gastos en el día a día.

Aparte de esto, el desarrollo también puede ser visto como una especie de base de datos de cómo es el gasto de la gente, en qué invierte su dinero. Se sabe que, por ejemplo, Colombia es uno de los países en los que más personas adquieren deudas: en 2015, el 72% de los hogares colombianos incluía a una persona endeudada; esta cifra creció 7% respecto a la registrada en 2014.

¿Cómo son los gastos de los colombianos? Una investigación realizada por la plataforma pretende resolver parte de esta pregunta, desde la perspectiva de género.

La aplicación ofrece registrar gastos en 13 categorías, entre las que se encuentran gastos financieros, alimentación, hogar y transporte. “En hogar, los hombres gastan un 13% de su presupuesto y las mujeres están muy cerca con un 11%”, se lee en el documento.

Entre hombres y mujeres, los gastos se distribuyen así en los siguientes segmentos: servicios financieros, 20% y 19%; alimentación, 15% los dos y transporte, 9% los dos.

Aunque la muestra del estudio no resulta del todo representativa a nivel nacional, los datos acumulados por la aplicación muestran una tendencia interesante: la tradicional división de los gastos en el hogar (en cabeza del hombre) pareciera estar cambiando drásticamente.

Por ejemplo, los hombres gastan apenas 7% más en servicios públicos (gas, electricidad, agua) que las mujeres: el promedio de gasto se ubicó, respectivamente, así: $198.000 y $185.000. Para el caso de televisión, internet y telefonía, la diferencia entre ambos géneros es de sólo 5% (mayor para hombres).

El estudio concluye que “para sorpresa nuestra, ambos géneros registran en similar proporción gastos relacionados a las finanzas del hogar, lo que reiteró que hemos evolucionado mucho en dirección a la igualdad de género, que los nuevos estilos de vida del siglo XXI equiparan los roles financieros y que actualmente hay una mayor independencia en este ámbito en el día a día de la mujer”.