HomePod no es el éxito de ventas que Apple esperaba

La empresa, al parecer, recortó sus pedidos ante la baja demanda del producto, que se encuentra en una categoría con dura competencia, principalmente de Amazon.

Bloomberg

Cuando el altavoz inteligente HomePod de Apple salió a la venta en enero entró en un mercado iniciado y dominado por la línea de dispositivos Echo de Amazon, con su asistente Alexa. Apple, que en ocasiones anteriores ha llegado tarde a otros mercados y superado a sus rivales con el diseño de mejores productos, ha promocionado la calidad de sonido superior que ofrece el HomePod. El dispositivo ha demostrado ser bueno, pero hasta ahora no convence a los consumidores a pagar US$349 por él.

A finales de marzo, Apple redujo las proyecciones de ventas y redujo pedidos a Inventec, uno de los fabricantes del HomePod para Apple, según una persona conocedora del tema.

Al principio parecía que el HomePod sería un éxito. Los pedidos previos a la venta fueron fuertes y para la última semana de enero el dispositivo se había hecho con un tercio del mercado de altavoces en Estados Unidos por venta de unidades, según datos de Slice Intelligence remitidos a Bloomberg. Pero para cuando el HomePod llegó a las tiendas, las ventas se hundieron, afirma el analista principal de Slice, Ken Cassar. “Incluso cuando la gente tuvo la oportunidad de escuchar el dispositivo, esto no dio un impulso a Apple”, explica.

Durante las primeras 10 semanas de ventas, el HomePod arañó el 10 % del mercado de parlantes inteligentes, comparado con el 73 por ciento de los dispositivos Echo de Amazon y el 14 % de Google Home, según Slice Intelligence. Tres semanas después de su lanzamiento, las ventas semanales cayeron en promedio a 4 % de la categoría de parlantes inteligentes, dijo la firma de investigación de mercado.

Empleados de tiendas Apple aseguran que los inventarios se están acumulando y que hay locales que venden menos de 10 HomePods al día. Apple declinó comentar.

Apple tenía la oportunidad de colocar el HomePod en el centro de un nuevo ecosistema de casa inteligente y otros dispositivos que no están atados al iPhone. Pero el pequeño parlante inalámbrico no es eso. Aunque el HomePod ofrece la mejor calidad de audio del mercado, los consumidores han encontrado que depende fuertemente del iPhone y sus funciones de asistente virtual son limitadas.

La analista veterana de Apple Shannon Cross afirma que los consumidores asumieron que el HomePod sería capaz de hacer muchas de las cosas que ofrecen Echo y Google Home, como responder preguntas, pedir pizzas, entre otras cosas. En su lugar, HomePod está en gran parte limitado a reproducir canciones desde Apple Music, controlar un número limitado de dispositivos para el hogar optimizados por Apple y enviar mensajes a través del iPhone. Este es un desincentivo importante, apunta Cross, especialmente cuando el parlante de Apple cuesta US$200 más que la mayoría de sus competidores.