Huawei abre su primera tienda en Colombia

La idea es tener alrededor de 20 tiendas en 2015 en las principales ciudades del país, dijo el gerente de producto para Huawei Colombia.

Huawei, la empresa de tecnología china, ha sido tradicionalmente reconocida en el sector de soluciones de redes para telecomunicaciones. Sin embargo, según Ricardo Triana, gerente de producto para Colombia de Huawei, el despliegue publicitario de la marca y el patrocinio a equipos de fútbol como el Arsenal han hecho que la compañía gane terreno en la venta de terminales, más específicamente de teléfonos inteligentes desde el 2013. En los cinco millones de unidades que se han vendido en Latinoamérica durante el 2014, Colombia ha tenido una participación del 20%.

Ahora, Huawei llega con la estrategia de abrir una tienda física en el país. Aunque no se tienen consolidadas las cifras de inversión, se sabe que Huawei empezará a vender no sólo sus teléfonos, sino tabletas, un producto que alcanzó 400.000 unidades en ventas a través de operadores para el programa del gobierno Tabletas para Educar. Triana, en diálogo con El Espectador, habla de las próximas aperturas en Bogotá y Medellín.

¿En dónde van a estar?

La primera tienda se va a abrir en el Titán Plaza, desde el 9 de diciembre. Luego, las tiendas que se vislumbran a más corto plazo son una en Plaza de las Américas y otra en Medellín, en el centro comercial Santafé. Cuando nos confirmen temas de obras civiles diremos las fechas de lanzamiento de esas tiendas.

¿Por qué abrir una tienda física?

Lo que está buscando la compañía con las tiendas es acercarse más al consumidor y darle también una opción de encontrar ciertos productos que no encuentra en otros canales en el mercado. En ese orden de ideas, vamos a tener sobre todo tabletas y equipos insignia como el recién lanzado Ascend Mate 7 y otras tabletas de la serie Media Pad, que es la submarca que usamos para las tabletas como el X1 y el M1, que tienen 7 y 8 pulgadas respectivamente.

Los usuarios van a encontrar una serie de accesorios como la banda B1, una banda inteligente que se lanzó con el P7. Habrá bancos de energía o cargadores portátiles, accesorios originales Huawei, parlantes bluetooth y auriculares un poco más sencillos.

¿Por qué Plaza de las Américas y Titán Plaza?

Hay que estar cerca de la gente. Titán Plaza es una locación muy central en Bogotá, lo cual es importante pensando que es la primera tienda disponible. Además nuestros equipos tienen un rango muy amplio en cuanto a portafolio. Tenemos equipos de lo que llamamos entrada de smartphones, que son del orden de $150.000 o $200.000, y otros como el Ascend P7, que son equipos que compiten con las gamas más altas de otras marcas, que están por el $1’500.000. El grueso de las ventas se hace con los equipos de gama media. Nos interesa que la localización de las tiendas permite que los usuarios puedan llegar y encontrar los equipos y que seas lugares de fácil acceso para todo el mundo.

¿A qué otras ciudades tienen planeado llegar?

La idea es no parar ahí, sino abrir más tiendas en otras ciudades principales de Colombia.

¿Cuántas aperturas de tiendas tienen planeadas?

Quisiéramos poder completar 20 tiendas, ojalá en 2015.

¿Cuánto esperan que con esta apertura aumenten las ventas para navidad?

No consideramos que sea representativo en volumen de ventas lo que la tienda pueda vender, porque es un solo punto de venta. Estamos vendiendo a través de los principales operadores y a través de los principales ratailers. Para hacerse una idea, Alkosto tiene 21 tiendas, Panamericana tiene también más de 20. En ese orden de ideas, no esperamos que una sola tienda nos haga la diferencia en ventas. Es más para poder ofrecerle al usuario una cercanía, un punto de contacto con la marca y que sienta la presencia de nosotros directamente.

¿La eliminación de las cláusulas de permanencia les sentó bien, ahora que pueden salir a más canales de distribución?

Para la compañía ha sido bueno porque se ha podido abrir a otros canales, pero de todas maneras la eliminación de la cláusula ha afectado a la industria porque ha aumentado el contrabando. En ciertos gremios hemos notado preocupación. Ha sido bueno en la medida que los teléfonos de gamas medias, teléfonos de mayor volumen en ventas, se han mantenido por la facilidad de poder pagar con la financiación que se ofrece en todos los canales. Pero lo que no beneficia a la industria es que antes era más fácil hacerse a un teléfono de un precio alto, porque el costo dependía del plan. De pronto lo que va a pasar es que las tecnologías que promueve el gobierno, como la 4G, se van a ver un poco retrasadas porque los usuarios van a tener menos capacidades de acceder a terminales de gama alta, que por ahora son la mayoría que tienen acceso a 4G.

Temas relacionados