Google y Microsoft, contra la pornografía

Las principales compañías de motores de búsqueda, Google y Microsoft, han acordado medidas para que sea más difícil encontrar imágenes de abuso infantil en internet.

Las restricciones comenzarán esta semana en países de habla inglesa. / 123rf

 Para ello, desde esta semana, unos 100.000 términos de búsqueda no producirán ningún resultado y darán lugar a advertencias de que las imágenes de abuso infantil son ilegales. Las restricciones se aplicarán inicialmente en los países de habla inglesa, pero en un plazo de seis meses se extenderán al resto del mundo y a otros 158 idiomas.

En declaraciones al The Daily Mail, el primer ministro británico, David Cameron, ha calificado de “avance significativo” la medida tomada por Google y Microsoft —que primero se habían negado a censurar los contenidos—.

En julio, Cameron pidió a los motores de búsqueda que fueran más eficientes para evitar que los usuarios accedieran a imágenes ilegales. Según el presidente de Google, Eric Schmidt, “no cabe duda de que la sociedad no logrará jamás eliminar semejante depravación, pero debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para proteger a los niños de la maldad”.

Schmidt aseguró que en los últimos tres meses Google ha movilizado 200 empleados en el desarrollo de nuevas tecnologías para controlar el problema.

Microsoft, por su parte, en una rara muestra de unidad con Google, ha asegurado que su motor de búsqueda Bing producirá resultados limpios.

La compañía afirmó que ha tenido una actitud de tolerancia cero a los contenidos de pornografía infantil y que había puesto en marcha procesos mucho más fuertes para impedir el acceso a este tipo de contenido desde mediados de este año.

El informe publicado en el mes de junio Explotación Infantil en el Reino Unido y Protección Online, demostró que la ‘internet oculta’ ayudó a los distribuidores de imágenes de abuso infantil a evitar la detección mediante el uso de redes encriptadas y otros métodos seguros. Google y Microsoft han acordado trabajar con la Agencia de Crimen Nacional del Reino Unido y la Internet Watch Foundation para tratar de hacer frente a las redes que albergan imágenes de abuso infantil.

Temas relacionados