Irán podría desbloquear Twitter para usarlo como un arma de guerra

El ala dura de la política de este país estaría pensando en remover las restricciones sobre la plataforma para contrarrestar la supuesta campaña de guerra psicológica de Arabia Saudita en línea.

Bloomberg

Un grupo de políticos de línea dura iraní, que típicamente son la punta de lanza de las políticas para recortar la libertad de expresión, está pidiendo que Irán le ponga fin a su bloqueo de Twitter. (Lea "Apps para aprender lenguas amazónicas made in Iquitos")

Este cambio repentino de tonada tiene poco que ver con los derechos de los usuarios iraníes. El movimiento tiene que ver, más bien, con un esfuerzo para asegurar la dominación iraní en la llamada guerra en Twitter con Arabia Saudita.

El grupo explicó su posición por primera vez en el sitio conservador de noticias Tabnak News, fundado por Mohsen Rezee, antiguo comandante de la Guardia Revolucionaria. El artículo se tituló: “¿Ha llegado la hora de remover el filtro de Twitter para entrar en una batalla en línea?”. El autor anónimo argumentaba que el alcance internacional de Twitter justificaba este movimiento: “Twitter es un medio eficiente y un micrófono extremadamente poderoso en el panorama internacional. Antes de que sea tomado por los sauditas, debe ser controlado por los iraníes. La guerra en línea ya empezó, nos guste o no, así que las condiciones para los usuarios iraníes deben ser provistas”.

El artículo argumenta que el bloqueo debe ser removido para obstruir la llamada “operación psicológica” que Arabia Saudita perpetra contra Irán.

Estas preocupaciones no son nuevas, toda vez que Arabia Saudita e Irán tienen una larga historia de tensiones en la región. Mientras los sauditas suelen ser los líderes del bando suní sectario de las tensiones, Irán (con una mayoría chií) lidera el otro sector.

En enero de este año, los sauditas cortaron relaciones diplomáticas con Irán cuando sus misiones en el país fueron saqueadas después de la ejecución del jeque Nimr, un líder chií que abogaba por los derechos de esta población en Arabia Saudita.

Los conflictos entre ambas naciones se han transferido a los combatientes que ambos países mantienen en la guerra civil en Yemen.

El artículo en Tabnak, sin embargo, no sigue la línea del contraste entre la relativamente moderada administración del presidente Hassan Rouhani y las facciones más conservadoras del gobierno iraní.

Antes de que Rouhani llegara al poder, la posición del Gobierno sobre internet solía ser articulada por el Líder Supremio, Ali Khamenei, quien dijo en un discurso que: “Hoy tenemos internet, satélites y otras formas de comunicarnos sencillamente. Varios pensamientos compiten para dominar la mente de los musulmanes. Hoy, sin embargo, estamos en una batalla y nos enfrentamos a una verdadera campaña para influenciar nuestras ideas. Esto no es una desventaja. De hecho, es lo contrario. Estoy seguro de que ganaremos la guerra si entramos al campo de batalla y hacemos lo que tenemos que hacer, usando nuestra munición, que son nuestros pensamientos islámicos, guardados en nuestras barracas de pensamientos divinos. Tenemos que hacer esto”.

Rouhani llegó al poder en 2013 con la promesa de fomentar las libertades en línea. Aunque una mayoría conservadora en otros sectores del gobierno iraní ha dificultado cumplir esa promesa, los miembros de su administración han conseguido algunas victorias.

En enero de 2015 evitaron la aplicación de filtros en plataformas de mensajería populares como WhatsApp y Viber apelando las resoluciones del sector del poder judicial de línea dura para impedir la ejecución de sus fallos en favor de los filtros. En enero de 2016 también lograron que el CCDOC (comité encargado de determinar el contenido ofensivo) tomara la decisión de no imponer filtros a Telegram. Esa fue una verdadera hazaña, dado que el CCDOC depende del usualmente conservador poder judicial (que no debe confundirse con el Ministerio de Justicia de Irán).

Los usuarios de Internet iraníes a menudo se han preguntado por qué estas decisiones no se han extendido al desbloqueo de Twitter y Facebook, plataformas que fueron censuradas tras el Movimiento Verde de 2009.

El artículo de Tabnak continúa, destacando específicamente las “Tendencias” de Twitter como una razón del éxito de la dominación de Arabia Saudita sobre Irán en Twitter: “Parece que teniendo en cuenta la situación actual y la presencia activa de Arabia Saudita en Twitter para la guerra psicológica contra Irán a través de convertir en ‘tendencias’ temas anti-Irán, en este momento debemos reunir a las organizaciones con capacidad de decisión para que analicen el desbloqueo de Twitter”.

La función “Tendencias” de Twitter que amplifica determinadas campañas de los medios sociales no funciona en Irán, ya que el gobierno iraní bloquea la plataforma, lo que impide a Twitter la geolocalización de las tendencias en el interior del país.

No está claro hasta dónde llegará el llamamiento de Tabnak para la reapertura de Twitter. El propio fundador de Tabnak, Mohsen Rezaee ha sido miembro de Facebook desde que se postuló para la presidencia en 2013 y de Twitter desde 2015.

En su conclusión, el artículo de Tabnak sostiene que los únicos peligros que Twitter supone para Irán son producto del esfuerzo de Arabia Saudita: “La verdad es que Twitter no tiene una dimensión moral negativa, sólo una dimensión de seguridad que fue magnificada a través de un movimiento anti-iraní liderado por árabes”.

*La versión original de este texto fue publicada por Global Voices. La traducción es de Cecilia Cárdenas. Licencia Creative Commons