Juego permite a ciegos competir con videntes en iguales condiciones

Un videojuego de aventuras anima a las personas invidentes a competir “casi” en igualdad de condiciones con otras sin problemas de visión, e incluso, a estas últimas esta capacidad, dentro de este mundo fantástico, lejos de ser un privilegio se convierte en una trampa para la resolución del juego. “Onae, la aventura de Zoe” es un juego de aventura, al que han prestado su voz Paula Vázquez, Enma Ozores y Ramón Langa, y que está desarrollado en cinco idiomas -castellano, catalán, gallego, vasco e inglés- en los laboratorios de la empresa Vector Animado. Respecto a otros videojuegos desarrollados para ciegos, se trata del primero en el que puede competir cualquier persona, vidente o invidente, gracias a la tecnología en tres dimensiones que utiliza, explica a EFE el responsable del departamento de Investigación y Desarrollo de Cidat-ONCE (Organización Nacional de Ciegos Españoles) , Eugenio Pérez. “Ofrece la posibilidad de que varios hermanos, unos videntes y otros invidentes, puedan compartir el juego” , asegura Paco Vázquez, uno de los creadores, quien destaca este elemento integrador como una ventaja para romper el aislamiento en el que suele instalarse una persona ciega. Además, asegura que hasta ahora había muchos juegos para ciegos en dos dimensiones y que estos juegos “sólo para invidentes provocan que estos jugadores se encierren en sus fantasías”. El personaje Zoe es una joven estudiante de geología que trabaja en una mina recogiendo muestras y que en medio de un terremoto cae al vacío en un mundo poblado por una civilización desconocida en el que debe superar múltiples pruebas para poder salir de él. Se trata del primer videojuego que hay en el mercado en 3-D con esta tecnología que, a través de un juego de aventura, prima factores de integración para que una persona invidente pueda jugar “casi en las mismas condiciones que un vidente” y para ello se potencia al máximo todas las ayudas sonoras, señala el responsable del Cidat. “Con este sistema, una persona ciega tiene más información que un vidente a través de la vista, ya que el elemento sonoro le ayuda a tener ciertas ventajas para poder desenvolverse dentro del juego, que se desarrolla en un hormiguero prácticamente a oscuras, en el que tiene que moverse, superando los obstáculos de paredes y puertas, resolviendo situaciones para seguir avanzado”. En esta galería, con poca luz, “que dificulta a la persona vidente moverse con agilidad” , los sonidos son la pista fundamental. “Se trata de implantar rutinas de sonido, los jugadores invidentes van oyendo un pitidito y por la frecuencia y la velocidad saben dónde está el objeto y la distancia que tienen con las barandillas sonoras por las que se pueden ir agarrando” , señala el creador. Además, se pueden usar teclas de apoyo que dan pistas para saber dónde se encuentra el jugador y muchas veces poder ver el escenario “no supone una ventaja para nadie, al contrario, hay situaciones en las que ser un jugador no ciego te complica la vida” “Hay situaciones en las que tienes que elegir un sonido y si te guías por la vista te equivocas” , indica el director de Vector Animado. La Once ya ha expuesto el juego de forma experimental y tiene previsto comercializarlo en otoño.

 

últimas noticias