La apuesta de Apple: precios altos y mayor diversidad

Los precios de los nuevos modelos iPhone oscilan entre US$749 y US$1.099, y tienen el objetivo de difundir la última tecnología de la compañía a un público más amplio.

Apple utilizó una tecnología de pantalla LCD más antigua y bordes de aluminio, en lugar de acero inoxidableAFP.

Apple dio a conocer el miércoles una nueva estrategia para el iPhone, que se concentra en tres teléfonos cuyo objetivo es difundir la última tecnología de la compañía a un público más amplio.

El iPhone Xs, que tendrá un precio inicial de US$999, sucede al modelo estrella del año pasado con un procesador A12 más rápido y cámaras actualizadas. Por su parte, el iPhone Xs Max cuenta con una pantalla OLED de 6,5 pulgadas, lo que lo convierte en uno de los más grandes del mercado y también uno de los más caros: desde US$1.099. Ambos tendrán hasta 512 GB de almacenamiento.

El tercer modelo, el Xr, es la apuesta de hardware más grande de Apple en 2018. Conserva los avances clave del iPhone X —reconocimiento facial y una pantalla de borde a borde—, pero es más económico y más grande: 6,1 pulgadas. El precio mínimo es de US$749, más o menos en línea con las expectativas de la mayoría de los analistas. Apple utilizó una tecnología de pantalla LCD más antigua y bordes de aluminio, en lugar de acero inoxidable.

“Queremos llegar a tantos clientes como podamos con esta tecnología increíble”, afirmó el jefe de marketing, Phil Schiller, el miércoles durante un evento en la sede central de Apple en Cupertino, California. Pese a esto, las acciones de la compañía cayeron 1,3 % en Nueva York.

Cuando Apple presentó el iPhone X el año pasado a un precio inicial de US$999, algunos analistas dudaban de que la gente quisiera pagar tanto, pero aun así es el teléfono inteligente más vendido de la compañía. Ahora, la empresa tecnológica pone a disposición sus principales características en una variedad de dispositivos pensados para distintos presupuestos.

La gama de modelos muestra la forma en que la compañía afina su estrategia. En lugar de atraer a millones de nuevos usuarios de iPhone, el objetivo de Apple en estos días es aumentar constantemente los precios promedio, a medida que amplía la cantidad total de dispositivos activos, para respaldar las ventas de accesorios y servicios digitales como el almacenamiento de iCloud, reproducción de música y video.

En el evento del miércoles se presentó además un nuevo Apple Watch con pantalla más grande y nuevas características ligadas a la salud. Esta semana, la compañía suscribió también dos acuerdos para ofrecer películas mediante un próximo servicio de video en línea.

 

Temas relacionados