La plataforma colombiana que compite con Mercado Libre y Amazon

Su nombre es Altera Vita y busca fortalecer la cultura de la compra y venta de artículos usados.

Pixabay

“La idea de este negocio nace al ver lo que está sucediendo con nuestro planeta, tanto Javier - cofundador de la compañía - como yo somos papás y pensamos en qué les va a tocar a nuestros hijos en un futuro, el mundo que les vamos a dejar”, son las palabras de Diego Romero, cofundador de Altera Vita, al preguntarle sobre la idea primaria que desencadenó la creación de esta compañía tecnológica colombiana.

La filosofía de Altera Vita, comercio electrónico que comienza a dar sus primeros pasos en este negocio, es que por medio de la compra y venta de artículos usados se pueda extender al máximo la vida útil de un artefacto. Esto en medio de una cultura de consumo en la que una persona promedio, por ejemplo, cambia de celular una vez cada año.

“Segunda vida”, eso es lo que significa el nombre de esta compañía que desde ahora se proyecta a convertirse en un serio competidor de monstruos del comercio electrónico como Linio, Amazon y Mercado Libre.

Lea también: Mercado Libre prevé captar US$1.850 millones en ofertas de venta

 

¿Cómo lo quieren lograr?

 

En su entrevista con El Espectador, tanto Romero como Javier Galindo, afirmaron estar convencidos de que uno de sus principales diferenciales es querer impregnar la conciencia ecológica en su comunidad de vendedores y compradores gracias a la cultura del segundo uso.

Esta apuesta no es del todo novedosa. En el mercado, por ejemplo, se encuentran otras alternativas como Trendier, plataforma en la que se puede comprar y vender ropa usada; una red social en el que las mujeres disponen de un closet digital para comprar, a bajos precios, prendas que se encuentran en buen estado.

Ahora, decir que en comercios tipo Mercado Libre solo se encuentran artículos nuevos es un error, ya que en sus estanterías virtuales también se pueden conseguir, por ejemplo, celulares de segunda mano.

Sin embargo, Altera Vita va más allá de la cultura del segundo uso para mitigar la huella de la humanidad en el medio ambiente; su modelo de negocio, literalmente, consiste en encargarse del 100% del proceso de la venta de los artículos que los vendedores tienen para ofertar.

A cambio de una comisión, los trabajadores de Altera Vita le ahorran a los vendedores la molestia de publicar las fotos del producto y las llamadas, o mensajes, de los interesados en comprarlo. Simplemente entregan el artefacto a Altera Vita y, cuando se efectúe la compra reciben el dinero, del resto se encarga la startup colombiana.

Le puede interesar: ¿Cuáles son las principales tendencias de e-commerce y marketing digital para 2019?

Otro diferenciador de esta compañía es que se encarga de ser un mediador entre el comprador y el vendedor que brinda garantías. Es decir, su trabajo le permite tener la certeza al vendedor de que no será estafado, mientras que al mismo tiempo le da la seguridad al comprador de que el producto se encuentra en buen estado.

Lo anterior se logra gracias a que Altera Vita dispone de un equipo de trabajadores que se encargan de ir hasta la casa u oficina del vendedor para recoger el producto, allí un perito se encarga de analizarlo y determinar su valor. Si el vendedor está de acuerdo con el precio ofrecido entrega el artefacto y diligencia unos papeles para la posterior transferencia de propiedad.

Luego, el producto es fotografiado y ofertado en la página web de este comercio electrónico. Mientras espera a que un comprador desee adquirirlo, este es almacenado en una bodega.

Una vez se finaliza la compra, el vendedor recibe el dinero mientras Altera Vita se queda con una comisión que varía dependiendo del valor del artículo.

“En el caso de que el producto esté dañado nosotros ofrecemos la posibilidad de repararlo para venderlo”, explica Galindo.

En la mente de estos empresarios, se contempla la idea de que a futuro se logren consolidar alianzas con proveedores logísticos que les permitan agilizar las entregas de los productos. De igual forma proyectan incrementar la contratación de empleados, dentro de los cuales destacarán peritos que, muy al estilo de El Precio de la Historia, se especializarán en ciertas áreas para determinar el precio que puede llegar a tener un producto.  

Por lo pronto, en su portal web, destacan productos relacionados a la tecnología como celulares y tablets, sin embargo, este par de emprendedores asegura que esperan diversificar las opciones para así poder abarcar a una mayor cantidad de personas.