Publicidad
4 Oct 2022 - 11:00 a. m.

La tecnología y la lucha mundial por la democracia

Las tecnologías emergentes presentan al menos tres grandes riesgos para las democracias: cómo se estructura el debate público, la privacidad y la capacidad de acción política independiente.

Manuel Muñiz

La tecnología y la lucha mundial por la democracia
Daniel Sambraus / EyeEm
 Debido a las tecnologías de monitoreo y vigilan cia avanzadas, tanto los actores públicos como los privados pueden acceder a información sobre los ciudadanos y el comportamiento de los consumidores. / Getty images.
Debido a las tecnologías de monitoreo y vigilan cia avanzadas, tanto los actores públicos como los privados pueden acceder a información sobre los ciudadanos y el comportamiento de los consumidores. / Getty images.
Foto: Getty Images/EyeEm - Daniel Sambraus / EyeEm

La conmemoración del primer aniversario del ataque al Capitolio estadounidense, el 6 de enero de 2021, por los partidarios del expresidente Donald Trump dejó en claro que la extrema polarización política que condujo a los desmanes también enmarca la manera en que los estadounidenses lo interpretan. Sería, de todas formas, un grave error pensar que lo ocurrido es únicamente un fenómeno estadounidense con causas exclusivamente estadounidenses. Los trastornos en la transición pacífica del poder ese día fueron parte de algo mucho mayor.

Como parte de la conmemoración, el presidente Joe Biden dijo que se está dando una batalla por “el alma de EE. UU.”. Lo que queda cada vez más claro es que esto igual ocurre en el orden internacional: su propia alma está en juego. China asciende, y se hace valer; el populismo se ha difundido por Occidente y las principales economías emergentes, y el nacionalismo chauvinista resurgió en partes de Europa. Todas las señales indican el aumento del iliberalismo y el sentimiento antidemocrático en todo el mundo.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. cookies. cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar