Lenovo va por el mercado colombiano

La multinacional china escogió al país como el primero de América Latina en el que ofrecerá su portafolio de teléfonos inteligentes.

Juan Pablo Valencia, gerente de Smartphones de Lenovo para Colombia. / Gustavo Torrijos

 El alto consumo en tecnología de los colombiano y los niveles superiores de penetración de la telefonía móvil (106,7% en 2013, según cifras oficiales), convencieron a la china Lenovo de escoger a Colombia como su puerta de entrada al mercado latinoamericano para sus teléfonos móviles, un portafolio que, hasta ahora, solo tenían disponible en Asia.

“Como compañía, nuestra estrategia global se llama Proteger y Atacar: proteger nuestra participación en el mercado de PC y atacar todo el segmento de telefonía móvil”, explica Juan Pablo Valencia, gerente de la línea de Smartphones de la compañía para el país. Lenovo fue el principal fabricante de computadores en el mundo en 2013, según la consultora Gartner, con 53,27 millones de unidades enviadas a las tiendas y una participación de mercado de 16,9%, y el quinto en teléfonos inteligentes con 43,9 millones de dispositivos vendidos, mereciéndole el 4,5% de la categoría.

Su estrategia para aumentar esta última cifra consiste en tres teléfonos diseñados especialmente para todo tipo de usuario, desde el de más altos ingresos hasta el que tiene un presupuesto más reducido pero está dispuesto a ser parte de la revolución de las aplicaciones móviles..

Su dispositivo de lujo, para el segmento Premium, es el Vibe X. Se trata de un teléfono que destaca, por un lado, por la elegancia de su diseño y, por el otro, por la compatibilidad de sus cámaras, de 5 megapixeles en la frontal y 13 megapixeles para la trasera, una combinación que promete entregar imágenes de alta calidad para ser utilizadas directamente en las redes sociales.

Asimismo, el equipo está equipado con las más ágiles aplicaciones para compartir contenidos. “Tenemos a Share It, que trabaja hasta 40 veces más rápido que el sistema de Bluetooth”, explica Valencia. Este dispositivo viene con sistema operativo Android Jelly Bean, un grosor de 6,9 milímetros, pantalla táctil de cinco pulgadas y un peso de tan solo 121 gramos. Su precio en prepago oscila entre los $900.000 y los $950.000.

Para el segmento medio, la multinacional trajo al país el modelo S820, diseñado especialmente para aquel usuario que pasa buena parte de su rutina diaria compartiendo contenidos en las redes sociales. Por eso está equipado con un procesador de cuatro núcleos y una cámara posterior de 12 megapixeles. Su precio en prepago variará entre los $550.000 y los $600.000.

Por último, su puerta de entrada para quienes están dejando a un lado las populares “flechas” y adquirir su primer celular inteligente es el A369i, que se enfocará especialmente en ofrecer una experiencia buena en su contacto con aplicaciones y redes sociales. De allí que cuente con un procesador de doble núcleo (relevante para su segmento) y una pantalla de cuatro pulgadas. Asimismo, trae la opción de doble sim para quienes deseen utilizarlo tanto como instrumento de trabajo como teléfono de uso personal. Tendrá un precio entre los $200.000 y los $220.000 en prepago.

Esta primera experiencia la vivirá Lenovo con Claro, operador que ofrece sus modelos a partir de esta semana. Sin embargo, no habrá un suministro de exclusividad: “Estamos dispuestos a trabajar con todos los actores de la cadena, especialmente en estos momentos en los que el mercado está en un punto de cambio a raíz de la eliminación, en septiembre, de las cláusulas de permanencia mínima”, comenta Valencia.

Este primer paso de Lenovo en Colombia será con un portafolio de equipos 3G, pero para el último trimestre del año, cuando realice la respectiva remodelación de su línea, la compañía traerá modelos compatibles con las nuevas redes 4G (LTE). De ahí que sus planes para el mercado local, como lo confirma Valencia, son robustos: “Esperamos cerrar el año con una participación de entre el 2% y el 3% en el país”.

Temas relacionados