Linguee.com lanzó su versión colombiana

Este traductor en línea, creado a partir de un algoritmo que refina y clasifica los textos en internet, busca consolidarse en el mercado local.

Cuando en 2007 entró a ser parte de Google Research, el programa para investigadores con post doctorado de la multinacional informática, Gereon Frahling pensó que había llegado a un punto muy alto en su carrera, difícil de igualar. Su trabajo consistía en realizar investigaciones y plasmarlas en ensayos para que la compañía tuviera ciertas guías en el desarrollo de nuevos productos. Fue así como produjo varios textos sobre la kinética y el streaming (la transmisión de datos en vivo) durante los dos años siguientes.

Pero siempre persistía el mismo problema: su traducción. Como Frahling escribía en alemán, su lengua materna, debía recurrir a múltiples diccionarios y traductores online para entregarle el resultado de sus pesquisas a sus benefactores estadounidenses. Y la calidad que obtenía de los recursos en internet siempre dejaba mucho que desear.

Fue así como para solucionar sus problemas, este científico creó Linguee.com, el traductor en línea que emplea como principal insumo los textos publicados, en el idioma deseado, por organizaciones y personas reconocidas. “Gran parte de las traducciones que encontramos en la web son inservibles. Nuestro principal característica es el algoritmo creado por el profesor Frahling, que clasifica cada traducción según su utilidad, su buena composición y gramática”, explica Francisco Mondaca, coordinador de la versión en español de Linguee.com.

Este nuevo proyecto comenzó a tomar forma en 2008, cuando Frahling se alió con su colega Leonard Fink para refinar tanto el algoritmo como el sistema de búsqueda de textos. Así desarrollaron su sistema de araña, el cual busca por toda la autopista de la información textos técnicos, documentos gubernamentales, publicaciones científicas y piezas de sitos web de empresas.

Y justo cuando el sueño estaba en su primera fase, entró en escena una aparición divina: Brains2Ventures, la red de inversionistas ángeles que creyó en la idea y la cristalizó. Linguee.com se hizo realidad hacia comienzos de 2009, cuando lanzó su servicio de traducciones alemán-inglés; la respuesta fue tan buena que al cabo de un año ya contaban con los servicios francés-inglés, portugués-inglés y español-inglés. Actualmente su portal recibe 1,5 millones de consultas diarias.

“Si fuéramos un diccionario de papel, tendríamos que publicar 75.000 tomos”, asegura Mondaca, quien también está a cargo de la nueva interfase del portal, lanzada esta semana junto a su nuevo servicio para el mercado colombiano (linguee.co). “Queremos posicionarnos en la versión colombiana del español, que es muy empleada por nuestros usuarios y, al mismo tiempo, es un mercado con un buen potencial de crecimiento”, agrega.

Con esta nueva versión el usuario podrá buscar el significado en español de aquellos términos en inglés que necesita emplear, conocer el contexto de la traducción, su procedencia y, además, calificarla.

Pero éste no es el último plan de la empresa que opera desde Colonia, Alemania, pues su personal se encuentra desarrollando nuevas versiones en chino, japonés y árabe, entre otros idiomas. “También trabajamos en nuestras aplicaciones para dispositivos móviles, y así complementar nuestro servicio alemán-inglés para los usuarios de iPhone. Es un paso que esperamos dar antes del fin de 2011”, dice Mondaca.