Llantas con musgo, ¿la tecnología que anticipa el futuro de los neumáticos?

Goodyear presentó en Colombia el prototipo de una llanta que integra musgo vivo en su estructura. Con esto buscan realizar un proceso de fotosíntesis mediante el cual se toma el Co2 de las calles para transformarlo en oxígeno. ¿Cómo funciona esta idea innovadora?

Cortesía Goodyear

El fabricante de neumáticos Goodyear presentó esta mañana en Colombia una apuesta futurista en materia de movilidad: llantas que integran musgo en su estructura para transformar el Co2 de las calles en oxígeno, de allí que el prototipo de este desarrollo haya sido bautizado Oxygene.

En entrevista con El Espectador, Martín Rosales, gerente de esta compañía en Colombia, explicó cómo funciona el proceso.

“El hecho de que la estructura de la banda de rodamiento de la llanta sea abierta permite que, al momento de movilizarse, absorba la humedad de la superficie y el Co2. Estos, al entrar en contacto con el musgo, hacen que ocurra un proceso de fotosíntesis y así, la generación de oxígeno”, precisa el directivo.

Lea también: ¿Cómo integrar los vehículos autónomos a la sociedad?

Rosales asegura que este producto, que por el momento avanza como un prototipo, tiene el potencial de marcar un antes y un después en materia de movilidad, ya que, según sus cálculos, en ciudades como París, en la que hay 2,5 millones de vehículos, las llantas Oxygene pueden generar 3.000 toneladas de oxígeno cada año, además de absorber otras 4.000 de dióxido de carbono (Co2).

Sin embargo, el potencial que tienen estos neumáticos futuristas no se queda allí, ya que además integran un sistema de comunicaciones que les permite contactar a otros vehículos e infraestructuras a la velocidad de la luz, algo importante para la ‘movilidad inteligente’.

Le puede interesar: Carro autónomo de Uber no detectó a peatón como una persona y no frenó

Lo anterior podría tener una importante aplicación si se habla de vehículos autónomos, ya que la inteligencia artificial en las llantas podría comunicarse con la de otro carro y saber a qué distancia se encuentra para prevenir eventuales accidentes, por ejemplo. Los mismos podría funcionar para notificar el estado de los neumáticos a la compañía, por medio de sensores integrados.

Por otro lado, estas llantas tienen la capacidad de generar su propia energía, gracias a la fotosíntesis, y así alimentar un sistema de luces con las que comunicarán a peatones y conductores las maniobras que el vehículo está próximo a realizar.

Por ejemplo, las llantas podrían tornarse amarillas y parpadear en una dirección, si el vehículo va a girar a la derecha, o iluminarse con un color rojo para indicar que se va a frenar.

847503

2019-03-29T12:49:41-05:00

article

2019-03-29T16:53:34-05:00

dojeda_1319

none

Diego Ojeda / @diegoojeda95.

Tecnología

Llantas con musgo, ¿la tecnología que anticipa el futuro de los neumáticos?

78

3113

3191