Reseña del Galaxy S10+
contenido-exclusivo

Lo bueno y lo que puede mejorar de la joya de la corona de Samsung

Poderosos altavoces que superan el sonido ambiente y una pantalla que abarca gran parte del dispositivo hacen del S10+ un teléfono premium; sin embargo, hay cosas que el fabricante surcoreano podría mejorar, como la ubicación del botón de inicio.

A la izquierda el Samsung Galaxy S10 y a la derecha, el S10+.Bloomberg.

Ha pasado poco más de un mes desde que Samsung presentó los nuevos integrantes de su familia. La expectativa de los fanáticos estaba concentrada, por un lado, en cómo sería el celular plegable de la marca, característica que se había filtrado semanas atrás y, por supuesto, en el equipo con el que celebrarían los diez años de vida de la línea Galaxy.

Aunque en realidad fueron cuatro los teléfonos con los que Samsung festejó esta década, si se tiene en cuenta el de edición especial, el S10+ resalta por ser el que concentra las especificaciones más complejas, que analizaremos en esta reseña.

La primera impresión que genera tener un S10+ en la mano es satisfactoria, sus bordes redondeados, pantalla curva y acabados en cerámica brindan una experiencia ergonómica. A pesar de sus dimensiones, 15,76 cm de alto por 7,41 de ancho y 0,78 de espesor, es un dispositivo que da la sensación de ser ligero: pesa 175 gramos.

Eso, teniendo el teléfono apagado. La “magia” ocurre al encenderlo. Aquí la “puntada por puntada” de los atributos que el S10+ tiene para ofrecer.

Cámara

Esta es quizás una de las características más buscadas por los usuarios al adquirir un nuevo celular. El S10+ concentra una batería de cinco lentes, tres en su parte trasera y dos en la frontal. Si revisamos el trío de cámaras encontraremos una de 16 megapíxeles y otras dos de 12 megapíxeles. La primera, si se mira de izquierda a derecha, es un teleobjetivo que le permite al dispositivo hacer zoom sin sacrificar la calidad de la imagen; la segunda, que concentra la mayor calidad, se encarga de tomar las fotos cotidianas; la tercera es un gran angular, un lente ideal para capturar paisajes o fotos familiares.

El mismo día del lanzamiento del S10+ otro competidor asiático lanzó un teléfono del que aseguran es capaz de tomar una buena foto a la Luna: el Xiaomi Mi9. Esto quiere decir que este dispositivo supera en teleobjetivo a la nueva joya de Samsung.

En cuanto al par de cámaras que se encuentran en la parte frontal, el S10+ integra una de 10 y otra 8 megapíxeles que se encuentran incrustadas en su pantalla, poniendo de esta manera fin a la era del notch, es decir, la muesca negra en la parte superior que tenían los celulares más populares en 2018.

Le puede interesar: Nova 4 oficialmente es el primer teléfono con pantalla perforada de Huawei

Más allá de las especificaciones, la experiencia que da este dispositivo al tomar una fotografía es grata, no solo por la fidelidad en el color que demostró tener en escenas al aire libre, sino también por la inteligencia artificial, que permite reconocer los diferentes entornos en el que se encuentra la persona y así ofrecer recomendaciones para tomar fotos de calidad. Es como tener un fotógrafo profesional en el interior del teléfono.

Eso se puede comprobar al abrir la cámara y seleccionar la opción tradicional. Al tener el teléfono apuntando a un objetivo, este automáticamente reconocerá los diferentes escenarios, como por ejemplo una casa, un parque o un restaurante, luego dibujará una línea que servirá como guía para que la foto no quede torcida y, por último, fijará un punto para definir el centro de la imagen. Una vez completados todos estos pasos, que no demoran en completarse cinco segundos, el teléfono por sí solo realizará la captura.

Sonido

El S10+ no tiene qué envidiar a ningún otro fabricante en la calidad de sus altavoces. Poniéndolos a prueba en ambientes exteriores, estos demostraron superar la barrera del sonido ambiente y brindar una agradable experiencia. Pero sus atributos no solo se quedan en capacidad de volumen. Sumado a lo anterior, el par de parlantes de este nuevo dispositivo, uno ubicado en la parte superior y otro en la inferior, facilitan una sensación envolvente al reproducir sonido estéreo. Esto es potenciado por la integración de la tecnología cinematográfica Dolby Atmos.

Le puede interesar: Parlantes sin electricidad, la apuesta de unos empresarios colombianos

Pantalla

Aquí Samsung jugó todas sus cartas. El S10+ integra una pantalla curva Dynamic Amoled Quad HD de 6,4 pulgadas. Eso se traduce en definición y un buen manejo de colores y contrastes. Además de la pantalla curva, característica que Samsung ya ha mostrado en terminales pasados, resalta en esta edición la integración de una pantalla perforada que alberga una cámara dual. En la experiencia, ese punto negro que se sitúa en la parte superior derecha del dispositivo sale a relucir, especialmente en altas condiciones de brillo. Sin embargo esto ha demostrado no ser un problema, por un lado porque el dispositivo lo esconde en ciertas condiciones, como por ejemplo, al reproducir un video; pero sucede algo extraño y es que con el paso del tiempo uno termina por acostumbrarse y la perforación pasa a ser casi que desapercibida.

Batería y otras configuraciones

Otra de las características que resaltan es su batería, no solo porque incorpora una de 4.100 miliamperios, que para el uso que le dimos demostró soportar más de un día de funcionamiento, sino porque va más allá al permitir cargarse de forma inalámbrica y hasta compartir carga a otros dispositivos compatibles con esta tecnología. Esto no es exclusivo del S10+, ya Huawei con su Mate 20 Pro también es capaz de compartir energía a otro celular gracias a su carga reversible, pero en lo que sí es pionero Samsung es en cargar sus propios auriculares inalámbricos: los Galaxy Buds. En cuanto a memoria de almacenamiento y RAM, el S10+ ofrece tres presentaciones, la primera de 128 GB y 8 GB, la segunda de 512 GB y 8 GB y, la tercera, la edición especial, de 1 tera y 12 GB.

Probamos la configuración más básica que, combinada con el procesador Exynos 9820, demostró un excelente rendimiento. Lo pusimos a prueba con videojuegos demandantes y todos los corrió de manera fluida y con gráficas en alta. Un elemento adicional que llamó bastante la atención es el modo niños, configuración que, al activarla, convierte el celular en un dispositivo seguro para ellos, quienes no podrán salir de esa configuración a no ser que ingresen el PIN de desbloqueo del dispositivo.

Lea también: Caso Momo en internet, ¿la fake news que atemoriza a los padres de familia?

Dentro de los contenidos que se encuentran allí destacan videojuegos y un navegador en el que el padre puede seleccionar las páginas que pueden visitar sus hijos.

Cosas por mejorar

Hay aspectos que no llamaron tanto la atención de la nueva joya de la corona de Samsung. Por ejemplo, el calentamiento que experimenta el dispositivo al correr actividades demandantes, como un videojuego exigente. Por otro lado, el botón de inicio ubicado en el costado derecho se encuentra muy arriba, aspecto que dificulta alcanzarlo. En cuanto a la cámara, Samsung podría mejorar sus apuestas en el lente gran angular que tiene en la parte frontal, si bien integra uno que expande un poco el ángulo de visión de la fotografía, este no alcanza a ser suficiente para tomar satisfactoriamente una selfie grupal.

El Galaxy S10+ está disponible en Colombia desde el 15 de marzo. Su precio ronda los $3,7 millones, más de cuatro veces el salario mínimo en el país, y lo ubica en el medio de sus principales competidores: el iPhone XS Max, que cuesta cerca de $4,7 millones, y el Huawei Mate 20 Pro, que vale alrededor de $3 millones.

847551

2019-03-29T15:14:53-05:00

article

2019-04-09T12:45:36-05:00

[email protected]

none

Diego Ojeda / @diegoojeda95.

Tecnología

Lo bueno y lo que puede mejorar de la joya de la corona de Samsung

66

9093

9159

1