Londres sabía que experto que detuvo el "WannaCry" era investigado por el FBI

Marcus Hutchins, que no cuenta con antecedentes penales, afronta seis cargos por supuestamente ayudar a crear, expandir y mantener activo el software malicioso "Kronos", que recoge información bancaria de los ordenadores infectados.

Bloomberg

Los servicios secretos del Reino Unido conocían que el experto informático que logró detener en mayo la expansión del virus "WannaCry" estaba siendo investigado por el FBI antes de que viajara a Estados Unidos, donde fue arrestado el 2 de agosto, según ha revelado el diario "The Sunday Times". (Leer ¿Por qué el FBI arrestó al joven que paró el virus "Wannacry"?).

El Centro de Comunicaciones del Gobierno británico (GCHQ), división de la inteligencia dedicada a las escuchas y las redes de información, sabía que el inglés Marcus Hutchins, de 23 años, "caminaba hacia una trampa" cuando voló hacia EE.UU. en julio para participar en conferencias de ciberseguridad, informó el periódico.

Según una fuente anónima que cita el rotativo, las autoridades estaban preocupadas por anteriores casos en los que individuos acusados por delitos telemáticos han logrado evitar la extradición desde el Reino Unido.

"El arresto de Hutchins (en Estados Unidos) ha liberado al Gobierno británico y a las agencias de inteligencia de un nuevo dolor de cabeza por una batalla de extradición", señala esa fuente.

Hutchins, que no cuenta con antecedentes penales, afronta seis cargos por supuestamente ayudar a crear, expandir y mantener activo el software malicioso "Kronos", que recoge información bancaria de los ordenadores infectados.

El joven fue arrestado tras participar en las conferencias de hackers Defcon y Black Hat, en Las Vegas, y está en libertad condicional desde el 5 de agosto, si bien no puede abandonar Estados Unidos.

El experto informático fue alabado como un héroe por los medios internacionales al descubrir cómo se podía desactivar el virus "WannaCry", que afectó a servicios públicos y empresas de gran parte del mundo en mayo.

Su actuación permitió detener la expansión de ese software, que bloqueaba ordenadores y exigía el pago de un rescate de 300 dólares (254 euros).

 

últimas noticias