La mala hora de Samsung

El gigante tecnológico sufrió un fuerte recorte de sus beneficios y ventas en 2014, un año muy competitivo en el mercado de los "smartphones" por el liderazgo de Apple en la gama alta y el avance de los fabricantes chinos.

La multinacional surcoreana redujo en 2014 su beneficio neto un 23,2 por ciento interanual hasta 23,39 billones de wones (19.050 millones de euros, 21.511 millones de dólares). Además, su beneficio operativo se contrajo un 32 por ciento respecto a 2013 y las ventas cayeron un 9,8 por ciento, informó hoy la compañía en su informe de resultados del período octubre-diciembre del año pasado.

En este último trimestre Samsung también sufrió importantes descensos en beneficios y ventas, en especial en su división de telefonía móvil que acumula prácticamente la mitad de los ingresos de la compañía.

Esta división facturó entre octubre y diciembre 25,02 billones de wones (20.370 millones de euros, 23.000 millones de dólares), un 23,1 por ciento menos que el mismo tramo del año anterior.

Expertos califican la situación como preocupante, ya que los resultados reflejan que Samsung Electronics está perdiendo peso en el lucrativo mercado de los "smartphones" y dispositivos inteligentes a favor de Apple y de los fabricantes chinos.

Mientras Samsung veía nuevamente recortados sus ingresos el pasado trimestre, su principal rival en el segmento de la gama alta, Apple, disparaba su beneficio neto un 37,8 por ciento hasta 18.024 millones de dólares (unos 15.890 millones de euros).

El récord histórico de Apple anunciado esta semana se atribuye al éxito en todo el mundo de los nuevos modelos de iPhone, el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus, que contrastó con la tibia acogida del Samsung Galaxy S5.

La estrategia de Samsung para revertir esta situación y recuperar el terreno perdido es introducir "nuevos materiales, diseños innovadores y funciones diferenciadas" en el futuro, según su informe presentado hoy. Así, analistas surcoreanos creen que la compañía apostará fuerte por el "smartphone" insignia que esta primavera sustituirá al Galaxy S5, e introducirá innovaciones importantes.

Unas innovaciones que se echan de menos en el último modelo de la serie S, un teléfono muy similar a sus dos predecesores, el S4 y el S3, según han criticado expertos y usuarios.

En todo caso, un representante de la compañía en Seúl adelantó que los diseños exteriores de los próximos modelos no experimentarán grandes variaciones y aseguró que Samsung seguirá apostando por dispositivos inteligentes delgados con revestimiento metálico y pantalla AMOLED.


* El récord de Apple

De acuerdo con las cifras reveladas la semana pasada, la multinacional de la manzana cerró 2014 con un trimestre récord gracias a las ventas de sus teléfonos iPhone, en especial su nuevo dispositivo iPhone 6, que elevaron su beneficio neto hasta los 18.024 millones de dólares, un incremento interanual del 37,8 %.

Y es que solo entre octubre y diciembre, la empresa ingresó 74.599 millones de dólares, un 29,5 % más que hace un año, y sus márgenes aumentaron un 36,1 %.

El consejero delegado, Tim Cook, calificó de histórico e increíble el resultado obtenido por Apple, que superó las expectativas de los inversores financieros donde las acciones de la tecnológica subieron más de un 5 % en las negociaciones realizadas tras el término de la jornada de hoy en Wall Street.

Detrás de estos números estuvo la buena acogida de los nuevos modelos de iPhone, el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus, que tras ver la luz en septiembre se convirtieron en el producto estrella de Apple durante las pasadas fiestas.

En total, la compañía comercializó 74,5 millones de teléfonos durante el último trimestre (un 46 % más que un año antes) y, aunque Cook no dio detalles, sí aseguró que el iPhone 6 fue el dispositivo "más popular", por encima del iPhone 6 Plus y los anteriores 5S y 5C. "Nos está yendo bien en casi todos los lugares del mundo", indicó el ejecutivo respecto a las ventas de iPhone que atrajeron a más número de nuevos usuarios de "smartphone" que nunca, y el mayor porcentaje de cambio de Android al dispositivo de Apple en los últimos tres años, según sus datos.

Apple facturó un 57 % más por venta de iPhones en el último trimestre que en el mismo período en 2013, y su negocio de teléfonos supuso un 68,6 % de sus ingresos totales.
 

Temas relacionados