Manía por Pokémon Go confunde a analistas de bancos de inversión

La omisión de Nintendo induce a los analistas a especular sobre un flujo de ingresos.

Un punto de exasperación para los analistas y los inversores es la falta de información sobre el interés financiero de Nintendo en Pokémon Go.Bloomberg News

El impresionante aumento de la popularidad de Pokémon Go ha dejado confundidos a los analistas que cubren Nintendo Co. para los bancos de inversión más grandes del mundo.

Tomemos el ejemplo de Hiroyasu Eguchi de Bank of America Corp., quien rebajó la calificación de la acción de Nintendo en abril y disminuyó su precio objetivo el 6 de julio, un día antes del debut de Pokémon Go en Estados Unidos y que las acciones comenzaran a repuntar a más del doble de su precio durante dos semanas. Eguchi revirtió el rumbo esta semana: el lunes mejoró la calificación de la acción a “comprar” y estableció su precio objetivo a un nivel que casi duplica el actual.

Eguchi no es el único que se está poniendo al día. Una semana antes de la salida de Pokémon Go, Hirotoshi Murakami de Mitsubishi UFJ Morgan Stanley Securities Co. rebajó su precio objetivo de Nintendo a su menor nivel desde abril del 2015. Después de que las acciones se dispararon, Murakami se retractó y ahora espera que las acciones se eleven un 71 por ciento desde el cierre del martes.

Es difícil culpar a los analistas por ser tomados por sorpresa. El debut del revolucionario juego sorprendió prácticamente a todos –incluidos los periodistas financieros– y la comunicación de Nintendo no ha ayudado. La empresa con sede en Kioto se mantuvo en silencio durante más de dos semanas mientras el lanzamiento del juego sumaba US$20.000 millones a su valor de mercado. Luego, en un sorprendente anuncio después de las 19 horas del viernes en Tokio, la empresa informó que el impacto en las ganancias por motivo del juego será limitado. La cotización de las acciones el lunes cayó a su menor nivel en 26 años.

“Esto demuestra que no existe suficiente disciplina en el mercado japonés en cuanto a lo que puedes decir, cuándo puedes decirlo y cómo debes decirlo equitativamente para todos”, dijo Nicholas Benes, director representante del Board Director Training Institute de Japón. “Necesitamos un poco más de disciplina en las normas que pretenden regular una divulgación adecuada”.

Otro punto de exasperación para los analistas y los inversores es la falta de información sobre el interés financiero de Nintendo en Pokémon Go. Nintendo no es propietario total del juego, como los inversores habrían pensado. Más bien, el juego fue desarrollado en conjunto por Pokémon Co. y Niantic Inc. Nintendo posee cerca de un tercio de Pokémon y anunció que invirtió en Niantic el año pasado, pero sin revelar su cuota de participación.

Aunque a las compañías no se les requiere revelar detalles de sus inversiones, la omisión de Nintendo induce a los analistas a especular sobre un flujo de ingresos que potencialmente vale millones. David Gibson de Macquarie Securities estima que llegará a un 13 por ciento, en tanto Atul Goyal de Jefferies Group proyecta que podría estar entre un 40 y un 50 por ciento.

La administración ha dejado mucho que desear en cuanto a una comunicación adecuada”, escribió Goyal en una nota a los clientes el martes.

Eguchi de Bank of America publicó su informe tras el cierre del mercado el lunes, cuando las acciones de Nintendo ya habían caído un 18 por ciento. A pesar de la advertencia de la compañía, Eguchi sostuvo que los inversores están subestimando el potencial de la empresa para beneficiarse de la tecnología de Pokémon Go e introducir personajes reconocidos como Mario y Donkey Kong en nuevas plataformas. Elevó su calificación a “comprar” y estableció un precio objetivo de 45.500 yenes, el mayor entre todos los analistas que cubrieron la acción.