Medellín recibe a Campus Party

Tras cinco años de tener como sede a Bogotá, el evento tecnológico más grande del país se muda a la que se considera la ciudad más innovadora de 2013.

Cortesía Campus Party Colombia

A partir del mediodía, los aficionados a las pantallas de los computadores y las consolas de videojuegos traspasarán la entrada para adentrarse en un mundo donde la noche es un espejismo y la banda ancha el único dios. Son horas y horas perdiendo la noción del tiempo y concentrándose en las múltiples posibilidades que la red puede dar. Campus Party llega a su sexto año con la fibra óptica suficiente para satisfacer los requerimientos de más de 4.000 geeks que ven en el encuentro el espacio ideal para intercambiar experiencias hablando en el mismo código.

Por primera vez esta cita desplaza su sede a Medellín, después de haber estado cinco años consolidándose en Bogotá y haber tenido algunos inconvenientes con la Alcaldía de la ciudad. Para Angélica Lichilín, directora de Campus Party Colombia, el asunto va más allá de eso: “Medellín ha sido premiada como la ciudad más innovadora del mundo por Wall Street Journal y en conversaciones con ellos nos pusimos de acuerdo para que el evento más grande del mundo de innovación, ciencia y tecnología se llevara a cabo allí con la mejor combinación entre ellos y nosotros. Campus Party es un evento nacional, no pertenece a una sola ciudad. Cuando hacemos nuestro Campus en Europa, elegimos en cada versión una ciudad capital diferente y acá no podíamos ser la excepción. Quisiéramos que con el tiempo cada región de Colombia pudiera gozar de una versión propia de Campus Party”.

El Centro de Convenciones Plaza Mayor es el lugar que hoy abre sus puertas con un stadium de juegos, una zona de talleres y cinco escenarios (Principal, Galileo, Pitágoras, Hipatía y Miguel Ángel) destinados para desarrollar desde charlas sobre nuevas tecnologías hasta muestras de robótica. “Esta edición impulsará por primera vez el emprendimiento, a través del escenario Hipatía, donde los campuseros podrán disfrutar de varias horas de contenido, presentarán sus proyectos, aprenderán de los aciertos y fracasos de otros y obtendrán herramientas para potenciar sus start-ups. Además, detectarán oportunidades para convertir un proyecto en una empresa redituable, desarrollando cualidades innovadoras, empresariales y emprendedoras”, agrega Lichilín.

Al ser Hipatía el centro para materializar las ideas, los campuseros atravesarán varias etapas que les permitan no sólo comprender el mundo 2.0, sino transformarlo. En un principio, tendrán una guía legal del emprendedor y se asesorarán de los expertos ponentes con el fin de saber cuáles son los pasos que les permiten desarrollar un modelo de negocio rentable. También entrarán en contacto con inversionistas para aprender a financiar una start-up mientras conocen las estrategias que son claves para difundir una nueva compañía.

Preparados con sus carpas para una maratón que incluye los más insólitos aparatos y dosis de nitrógeno líquido que ayudan a rendir los procesadores de cada computador, los campuseros, quienes ya compraron la totalidad de las entradas de la semana completa, se debatirán entre tendencias para salvar el planeta, técnicas en la creación de ordenadores, prototipos de máquinas, aplicaciones y monitoreo de redes sociales.

 

Temas relacionados