Mega, el nuevo proyecto de Kim ‘Dotcom’

El famoso magnate, en proceso de extradición a EE.UU., no se ha rendido. Aunque Megaupload ya no existe, lanzará un nuevo proyecto a finales de este año.

Kim Dotcom, fundador de Megaupload./ Foto: EFE
Kim Dotcom, fundador de Megaupload./ Foto: EFE

 Kim Schmitz, más conocido como Kim Dotcom, el controversial artífice del sitio de descargas Megaupload, que fue desmantelado en una redada en enero, no da su brazo a torcer ante la presión de las autoridades. En diciembre lanzará un nuevo proyecto que, según él, evitará demandas por violación a la propiedad intelectual y estará blindado contra redadas policiales.

Dotcom fue detenido el pasado 20 de enero por la policía de Nueva Zelanda. Fue acusado de violar la ley de propiedad intelectual a través de su portal Megaupload y fue encarcelado junto con 5 de sus empleados. Los dominios de la empresa Megaworld, entre estos Megaupload, fueron cerrados. Dotcom, según las autoridades, ocasionó pérdidas de US$500 millones a los Estados Unidos.

Su extradición a ese país está programada para marzo de 2013, mientras se resuelve la acusación sobre una mala actuación de la policía neozelandesa.

Un reportaje de la revista Wired indica que 'Mega' permitirá a los usuarios subir, almacenar y compartir grandes archivos de datos, de forma diferente a cómo se hacía en Megaupload, porque ahora ni 'Mega' ni el proveedor de servicio en la 'nube' podrán saber qué contienen los archivos subidos e intercambiados, no dispondrán de las claves de descifrado. Un sistema de encriptación trasladará al usuario la responsabilidad de compartir el material con derechos de autor.

Entonces, sólo los usuarios podrán controlar el acceso a cualquier archivo subido (canciones, películas, videojuegos, textos). La responsabilidad sobre la legalidad de derechos de autor recaería sobre cada usuario, no sobre los creadores del sistema.

Dotcom ha dicho que el servicio será "completamente legal" y lo ha realizado con la asesoría de un cuerpo de expertos en leyes. Además, la información estará copiada en servidores de varios países para evitar que una posible redada deje fuera de la red el servicio y se pierdan los datos de los clientes.

Dotcom ha asegurado a Wired que, la única manera de detener el funcionamiento de su próximo portal sería que las autoridades declararan el cifrado en sí como algo ilegal. Pero, "de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas sobre Derechos Humanos, la privacidad es un derecho humano básico”, que estaría por encima de la ley de propiedad intelectual.

Temas relacionados
últimas noticias